lunes, 4 de febrero de 2013

Objetivo cumplido

El pasado viernes, 1 de Febrero presenté la defensa de mi tesis de Master. Cumplo así el sueño de graduarme en una universidad japonesa, el desafío que he venido persiguiendo durante los dos últimos años de mi vida. Desde hace unos meses habréis notado que he dejado el blog un poco abandonado, me encontraba en la recta final del Master y desde diciembre he estado ocupado preparando la tesis.



Conseguir el título de Master era el propósito fundamental por el que vine a Japón, una aventura que comenzó en marzo de 2009 cuando solicité la beca Monbukagakusho. Pedí esta beca por tres motivos. El primero de ellos regresar al Lejano Oriente, una tierra de la que me enamoré tras pasar por Vietnam en 2007-2008 y de la que no soportaba estar separado. El segundo fue descubrir Japón, desde niño había sentido una especial fascinación por este país y venir aquí se me presentaba como la oportunidad de vivir una experiencia increible. El tercero, ampliar mis estudios universitarios y especializarme en un campo concreto antes de continuar mi carrera profesional.

Aterricé en Japón en Abril de 2010. Han pasado casi tres años y por fin puedo decir bien a gusto que he cumplido mi sueño. Como todo aquel que persigue uno sabía a lo que me enfrentaba, un camino lleno de obstáculos en el que viviría momentos de alegría, de optimismo, de superación, pero también de pesimismo, de soledad, de incertidumbre, de frustración y de sacrificios por cumplir esta meta personal.

He disfrutado mucho de estos tres años en Japón, y no estoy seguro de que haya llegado el momento de marcharme todavía, pero lo cierto es que antes de venir había imaginado una vida más perfecta. Conocer el país, y entender su cultura y sus tradiciones fueron experiencias tan positivas como esperaba, pero la adaptación al modo de vida, la complejidad del lenguaje, la circunstancia de ser un gaijin, los inviernos duros sin calefacción y, por si no fuera suficiente, la incomodidad de sufrir terremotos en Ibaraki cada dos por tres y la preocupación por encontrarme a 165 km de una central nuclear en crisis terminaron convirtiendo mi estancia en Japón casi más en una odisea que en un placer. Todas estas dificultades se llevaron mejor en compañía de mis amigos en Tsukuba y en Tokio, pero no negaré que en algún momento me planteé seriamente abandonar mis estudios y marcharme de Japón.

Estudiar un master en Japón tampoco fue tarea fácil. Aunque el entorno educativo y de investigación resulta atractivo para los estudiantes internacionales, en la práctica el sistema japonés está lejos aún de ser compatible con el inglés. Se ofrece cierto soporte, permitiendo a los alumnos extranjeros entregar los exámenes y los trabajos en inglés, pero el aprendizaje es limitado ya que la mayoría de los cursos se imparten en japonés. Me siento orgulloso de haber superado el reto, pero tengo bien claro que no lo hubiera logrado solo, sin la inestimable ayuda de mis compañeros de master y el personal del laboratorio que me echaron una mano con los enrevesados procedimientos académicos y el interminable papeleo administrativo. Escribir los trabajos, presentarse a los exámenes y aprobar los créditos correspondientes fueron el menor de los problemas.

Sin duda, la recompensa final hace que el esfuerzo haya merecido la pena. Para los que piensan que lo mejor de los sueños no es alcanzarlos sino luchar por ellos, os diré que el sentimiento de felicidad que me invade ahora que todo ha terminado no puede compararse con nada. Y en mi opinión, estos puntos de inflexión son los que luego marcan tu vida, los que hacen que al mirar al pasado te sientas satisfecho de los logros que has conseguido. En cuestión de retos personales lo importante no es sólo participar, creo que hay que llegar hasta el final.

Cumplidos estos sueños, la ilusión no desaparece. Se persiguen nuevos sueños y la vida continúa...

En mi caso, mi próximo sueño es encontrar un buen trabajo y, si es posible, volver a Vietnam.

16 comentarios :

EL TÍO CHIQUI dijo...

Te dí la enhorabuena y te la vuelvo a dar!!

ahora a por lo siguiente, que vienen curvas!! :)

Pau dijo...

Me alegro muchísimo por ti Alberto, mi más sincera enhorabuena.

La sensación del deber cumplido es una de las más reconfortantes que existen. Espero que la vuelvas a tener en Vietnam.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

ENHORABUENA!!, aunque nunca escribo he leido entero tu blog, y me encanta.

Andres Calatayud dijo...

Felicidades compañero.
Poder echar la vista atrás y ver todos los largos obstáculos superados es reconfortante, pero poder gritar a los cuatro vientos que has cumplido un sueño no se consigue a diario. Ahora a disfrutar.

Espero poder seguir leyendo tus historias desde Viet Nam.

Felipe OI dijo...

Me uno a las felicitaciones. Tiene mucho mérito lo que has conseguido, con varios factores en contra que has logrado superar con éxito.

Ahora tómate unos días off para cargar pilas de cara al próximo objetivo. También será duro, pero estoy seguro de que también lo superarás. Por actitud y por CV, todo está a tu alcance.

¡Abrazo!

Pepa dijo...

Enhorabuenas mil :) A mi personalmente me tienes impresionada. Espero seguir sabiendo de tus aventuras, a poder ser desde Vietnam, ya que te hace tanta ilusión, pero si por mi fuera no me importaría nada nada que fuese desde algun destino exótico nuevo :) Ya que yo no puedo viajar ultimamente, por lo menos disfrutar en diferido de tus experiencias :) Un abrazo.

Javi dijo...

Enhorabuena, algo así solo se consigue con esfuerzo y pelea! Y como dices, alcanzar un sueño tiene doble recompensa, tanto el ansiado premio final como saber que la lucha del camino mereció la pena!
Ahh!! y sin olvidar la motivación que da para seguir afrontando nuevos retos!!

Luis dijo...

Enhorabuena Alberto :). Y como bien dices, ahora toca seguir cumpliendo sueños. Ánimo!

tsutomu dijo...

¡Enhorabuena Alberto!¡Es un gran logro, desde luego! Ahora a por la próxima etapa, ¡mucho ánimo!

Ardilla Montaraz dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me ha parecido muy interesante. Enhorabuena por tu graduado y espero que te vaya muy bien encontrar trabajo ^_^

Un saludo

Madam Beus & Ardilla Montaraz

Tito York dijo...

Enhorabuena! me une a todos los comentarios, estas hecho un crack! me he encantado tu blog, por favor no dejes de publicar cosas de Japón, nos haces a muchos felices,aquellos que no podemos estar allí y que con tus palabras e imagenes nos trasladamos como un mismo sueño.
Saludos,
Jose Ll.
www.mymotorhome.es

Alberto dijo...

Muchas gracias a todos por las felicitaciones y por vuestras muestras de apoyo durante estos años.

Un fuerte abrazo.

Hưng dijo...

Chúc Mừng Năm Mới Alberto

Chúc Năm Mới gặp nhiều may mắn và thực hiện được ước mơ của bạn
Vuelver a Việt Nam

DavidMS dijo...

Muchas felicidades Alberto! Hace mucho que leo tu blog y has sido y eres un modelo a seguir. Creo firmemente en lo que has dicho ya que para conseguir un sueño hay que luchar hasta el final!

Te respondo un poco tarde pero yo también sueño a diario con acabar mi ingeniería y poder postular por la Monbusho! Mientras tanto te seguiré leyendo!

Un abrazo!

Laura dijo...

Muchas felicidades. A ver si puedes cumplir tu siguiente sueño y nos vemos pronto por Vietnam. Un abrazo

Mariano Martinez dijo...

Hola Alberto, soy Mariano Martinez. Acabo de conseguir una beca MEXT para investigar en Tsukuba. Un companyero becario de este anyo me recomendo este blog, ya que estuviste estudiando en el mismo sitio al que voy. Me preguntaba si me podrias resolver algunas dudillas que tengo antes de llegar alla. Dado que tu has pasado por todo lo que se me viene encima ahora, me gustaria escuchar tu opinion ademas del la del supervisor. No he encontrado otra manera de contactarte (bueno, Twiter, pero tendria que partir el mensaje en 3 o 4 XD). Si tienes tiempo, te importaria mandarme un email a gekko_15@hotmail.com o a mmartinez23287@gmail.com para que pueda contactarte mejor por correo electonico?


Muchas gracias

P.D Perdon por las enyes y acentos, no tengo teclado Espanyol ahora mismo jeje

Mariano