jueves, 4 de octubre de 2012

5 años de espíritu ICEX

Tal día como hoy, 4 de Octubre, 74 valientes poníamos rumbo a 74 destinos repartidos por los cinco continentes, con el corazón en un puño pero al mismo tiempo ilusionados por comenzar una nueva vida como becarios ICEX de Informática al servicio de la red de Oficinas Económicas y Comerciales de las Embajadas de España en el extranjero.

A partir de ese día ya nunca volveríamos a ser los mismos.



Embarcarme en esta aventura dio sentido a este blog y con el paso del tiempo terminó dando sentido a mi vida, ya que durante todos estos años he seguido manteniendo ese espíritu que se pedía como requisito para participar en el programa de becas ICEX, estar dispuesto a viajar y a dejarlo todo por la experiencia de vivir en otro país. Pasar un año destinado en el exterior me hizo ver las cosas de forma distinta. Me hizo darme cuenta de que vida sólo hay una y no podía desaprovecharla viendo pasar los días encerrado en un minúsculo rincón de este vasto planeta. Viajar, ver mundo y descubrir otras culturas, todo ello despertó en mí un sentimiento de felicidad nunca antes conocido. Me hizo sentir vivo. Desde entonces, ya no concibo la vida sin viajar y sin moverme por diferentes lugares.

Para muchos de mis compañeros aquel no fue simplemente el mejor año de nuestras vidas sino que la vida misma nos cambió por completo. Algunos regresaron completamente enamorados de su destino, algunos se habían marchado sólos y volvieron a casa acompañados de alguien que habían conocido en tierras exóticas, algunos decidieron no regresar a España y hacer de aquel país extraño su nuevo hogar, algunos retornaron pero tarde o temprano su inquietud les llevó a hacer las maletas de nuevo y comenzar otra etapa como expatriados.

En cualquier caso, ninguno sabíamos lo que nos esperaba por delante y todos recordamos aquella primera semana de Octubre de 2007 en la que embarcábamos rumbo hacia lo desconocido, con un nudo en el estómago, sin saber las muchas experiencias que viviríamos y hacia dónde nos llevaría la decisión que habíamos tomado.

Hoy se cumplen 5 años de aquel histórico momento y esta semana entra en servicio la vigésima y última promoción de becarios ICEX de Informática. El programa desaparece para siempre y con él se entierra el sueño de vivir una gran aventura para muchos jóvenes. Hoy más que nunca, cuando ya tengo decidido regresar al destino del que me enamoré, me siento muy afortunado por haber sido partícipe de esta experiencia junto al resto de mis compañeros, con muchos de los cuales todavía mantengo una estrecha amistad. Soy lo que soy gracias al programa de becas ICEX.

Va por vosotros, compañeros.

12 comentarios :

Javier I. Sampedro dijo...

Doy gracias a haber dado el paso y lanzarme a probar suerte con la beca y que todo saliese tan bien. El poder conocer a compañeros tan buenos y que se han convertido en mejores amigos a día de hoy. Lástima que se acabe un ciclo pero orgullosos de haber formado parte del mismo.

El espíritu en nosotros perdura, le debemos mucho a la beca

oria dijo...

Vaya, no sabía que el programa se suspendía. Yo que pensaba recomendárselo a mi hermano que aún está estudiando informática. Una pena.

Pau dijo...

Aquella quinta de becarios ICEX fue mítica, he tenido la suerte de conoceros a 3... y en vuestros destinos :D

Pepa dijo...

Oh, yo tampoco sabía que se suspendía el programa, qué lastima!! Realmente fue una gran experiencia. A mí personalmente, a simple vista se podría pensar que tampoco me influyó tanto, al fin y al cabo he vuelto a mi tierra y he sentado la cabeza en seguida, lo más probable (a menos que se ponga mucho peor aún el tema en España) que no vuelva a vivir en el extranjero. Pero sí que me influyó, y mucho. En mí también perdura el espíritu ICEX.

tiestillo dijo...

Me has puesto los pelos de punta leyendo, te lo juro. Yo tambien regrese a España y no volvi a vivir fuera. Pero el espiritu sigue, tanto tanto que tanto a mi señora esposa (tb ex-becaria icex) como a mi, no nos importaria que el curro nos fuera mal aqui para tener que pirarnos fuera. De hecho lo hablamos muchas veces y sabemos q aunque estamos bien, nos falta una pieza en el puzzle que solo se consigue en un pais diferente.

Creo que muy de piedra hay que ser para que una experiencia asi no te marque. Todo es diferente desde el momento en que sales por la puerta de casa rumbo a otro pais. El gusanillo se queda dentro y en nuestro caso viajar se ha convertido en el mayor de los placeres.

El mundo es demasiado grande y espectacular como para pasar una vida entera en tan solo una pequeña parcela.



EL TÍO CHIQUI dijo...

pues feliz cumpleaños y a seguir celebrándolo viajando! :)

abrazo!

Felipe OI dijo...

Yo no soy becario ICEX pero tuve una experiencia similar. En el año 2003 me fui a trabajar a Irlanda, estuve allí 4 años y pico, y al regresar a España descubrí que ya no era el paraíso que yo creía. Ahora, tras dejar de nuevo España para vivir en Corea, voy teniendo claro que el lugar perfecto no existe. Todos tienen sus puntos a favor y en contra, pero es importante haber experimentado la vida en al menos un par de países diferentes para darse cuenta de eso.

Felicidades a la quinta del ICEX, y que todo os siga yendo igual de bien o mejor aún :)

tsutomu dijo...

Justo esta semana me han dicho que estoy admitido en el programa ICEX, pero el del master de comercio. Es una lastima que hayan cerrado el programa de informatica, estas oportunidades deberian fomentarse como ninguna por lo que supone la experiencia...¡Veremos cómo va todo, y feliz aniversario! ;) ¡Un abrazo!

Alberto dijo...

Gracias por los comentarios.

@Javi, fuimos muy afortunados. Una gran experiencia tanto profesional como personal por los amigos que hemos conocido por el camino.

Mantengamos el recuerdo vivo.

@Oria, se suspende el programa de Becas ICEX de Informática, pero continúa el programa de Becas ICEX de Internacionalización. Dentro de estas becas hay un perfil Tecnológico, así que puedes recomendárselo a tu hermano. Igual le interesa.

@Pau, sí, tengo la fortuna de seguir en contacto con muchos de los becarios de mi generación, aunque también he conocido a otros de otras generaciones, todos gente estupenda.

@Pepa, de una forma o de otra a todos nos influyó esa experiencia. Ya he leído el post en tu blog, muy emotivo.

@Borja, la beca nos abrió la puerta a viajar por el mundo. Fue el empujón que necesitábamos para no tener miedo a abandonar el hogar y salir a descubrir lo que hay fuera. Con el tiempo, la sensación se vuelve adictiva y ya no puedes parar quieto. Viajar se convierte en un placer.

@Chiqui, gracias. Tú también eres de los que lleva dentro el mismo espíritu, te conozco.

@Felipe, el programa es simplemente un motivo para estar destinado en el exterior, pero cualquiera que haya trabajado fuera de España siente lo mismo al regresar, que no existe el lugar perfecto pero que vale la pena probar con diferentes destinos hasta dar con el lugar en el que te sientes más cómodo.

@Víctor, oye, ¡pues felicidades! El programa de internacionalización está muy bien, el master te puede abrir muchas puertas de cara al futuro y además tienes la oportunidad de ser destinado en el exterior. Que tengas mucha suerte.

Saludos a todos

Anónimo dijo...

Me caguen la puta, que bien hablas chaval, leo estoy y me ilusiono en mis estudios y lucho por mejorar mis calificaciones para poder ir en un futuro a conocer el mundo y conocer culturas.

Andres Calatayud dijo...

Estoy de acuerdo con todos vosotros compañeros. Siempre califico ese año de beca como el mejor de mi vida, y dudo que pueda superarlo.

Yo también he vuelto a mi tierra, pero mi mente vuelve continuamente y mi entorno empieza a estar cansado del tema, pero he conseguido contagiar el espíritu a mi mujer, sobre todo por el amor a Asia, ahora hasta nos planteamos jubilarnos alli.
También me ha cambiado la vida, soy mas abierto y sobre todo mas tolerante gracias a esa forma de vida del sudeste asiático.
Tiesto lo ha definido muy bien, estamos casi continuamente fantaseando con irnos fuera y no lo descartamos, pero mientras la cosa nos vaya bien también estamos contentos aqui.

Una pena que cada uno esté en una parte del mundo y no podamos revivir aquella ultima cena.

De mi año en Tailandia guardo muchisima amistad con todos aquellos que conocí allí.

Me alegro de haber tenido esta oportunidad.

Xavi_kun dijo...

Feliz aniversario y a seguir adelante para seguir viviendo aventuras por Ásia