miércoles, 26 de enero de 2011

Gastronomía coreana

El último post de mi visita a Seúl está dedicado a la gastronomía coreana. Es una de las cocinas más exóticas que he probado en Asia, así que merece un capítulo aparte en el blog. Describiría la cocina coreana como algo picante y muy especiada, con un sabor potente. Una cocina que por lo general no deja indiferente.

Soy de los que piensa que no se llega a conocer un destino sino se degusta la comida local, así que si viajáis a Corea os animo a probar todas las especialidades que podáis. A continuación os doy algunas pistas de lo que podéis encontrar en el menú.



Es curioso que antes de viajar a Corea no había probado ninguno de sus platos típicos, y eso que en Japón es fácil encontrar restaurantes con algunas especialidades coreanas. Así pues, la primera vez que probé la comida coreana fue cuando hice escala una noche en Seúl en viaje de vuelta a España por vacaciones.



En aquella ocasión mis amigos me llevaron de cena y pedimos unas chuletas de cerdo a la plancha y un revuelto de carne que encontré delicioso pero también muy picante. El revuelto picaba lo suyo porque llevaba kimchi, un plato básico de la cocina coreana. Se trata de col china fermentada que desprende un olor fuerte muy característico, y tiene un sabor salado y picante. Nada más sentarse a la mesa en Corea aprende uno que el kimchi es un alimento indispensable para los coreanos. Se suele consumir bien fresco como acompañante o mezclado con guisos, arroces y sopas. Es necesario por tanto acostumbrarse desde el principio a su sabor porque se utiliza en infinidad de platos, aunque no en todos.



En mi segundo viaje a Seúl de nuevo me dejé llevar por las recomendaciones de mis anfitriones en Corea, Manolo y Jairo. La primera noche me llevaron a cenar bossam.



Bossam es un plato preparado con cerdo cocido al vapor que se envuelve en una hoja de verdura y se condimenta con una pasta roja llamada ssamjang además de ponerle ajo, cebolla y kimchi. En la foto de abajo podéis ver los platillos con los complementos aparte. En Corea es costumbre servir en la mesa multitud de platillos con salsas e ingredientes para acompañar el plato principal.



Al día siguiente estuve dando una vuelta con Manolo por el centro y me llevó a cenar a un restaurante de bibimbap.



Bibimbap es uno de los platos populares de Corea que ha conseguido traspasar fronteras, no me extraña porque está riquísimo. Consiste en un cuenco de arroz templado con vegetales y tiras de carne, normalmente ternera.



La gracia del plato es que bibimbap significa literalmente "comida mezclada", así que antes de empezar a comer hay que mezclar todos los ingredientes en un mismo cuenco y removerlo con una cuchara. Si sois aficionados a la cocina japonesa ya habréis notado alguna de las diferencias. Mientras en Japón utilizan para comer palillos de madera cuadrados, preferiblemente de usar y tirar, en Corea utilizan cucharas y palillos de metal redondeados, que luego se lavan y se reutilizan. Curioso, ¿verdad?





Al día siguiente Manolo y yo acudimos a una quedada improvisada de blogueros y disfrutamos de bulgogi en compañía de Felipe de Eurowon y Álvaro, conocido como Algogoku. Bulgogi es un plato de ternera en tiras marinada con salsa de soja, azúcar, aceite de sésamo y ajo. Normalmente se fríe con pimientos verdes, cebolla en rodajas y dientes de ajo. Su nombre, que podría traducirse como "carne de fuego", se debe a su forma de cocinar, sobre el fuego a la parrilla o a la sartén. Fue una cena bastante agradable aquella, recuerdo.



Una de las cosas que captaron mi atención paseando por las calles de Seúl de noche fueron los carteles de las tabernas, me recordaban mucho a los izakayas japoneses. Curiosamente, en algunos restaurantes coreanos también es costumbre sentarse en el suelo, aunque en este caso no suele ser de tatami y está calefactado por debajo gracias al ingenioso ondol.



Al igual que en Japón, en las tabernas coreanas se sirve sin parar comida y bebida, pero los precios en Corea son muchísimo más baratos. El último día para despedirnos dimos cuenta de una buena barbacoa coreana de cerdo y de ternera. Brindamos con cerveza local Cass y el popular Soju, una bebida destilada hecha de arroz que se bebe en chupitos y que pega bastante fuerte.



Por último, añadir que en Corea, como en cualquier país asiático, podemos encontrar puestos callejeros con pinchos y tapas típicas, incluso durante el invierno. Si os fijáis en la esquina del puestecillo podéis ver una botella de color verde con un líquido blanquecino lechoso. Se trata de makkoli, una bebida alcohólica tradicional de Corea hecha a partir de una mezcla de trigo y arroz; se conoce también como vino de arroz coreano. En Japón también ha llegado a hacerse popular.



Espero que hayáis disfrutado de este breve recorrido por los platos típicos de la gastronomía coreana. Habéis visto que cuanto menos es curiosa, así que os animo a probar las diferentes especialidades hasta encontrar vuestra favorita. Por mi parte, me quedo con el bibimbap. Espero volver muy pronto para probarlo otra vez.

Termino dando las gracias a Manolo y a Jairo por ser tan buenos anfitriones gastronómicos.

13 comentarios :

Pepa dijo...

Pasa de las cuatro de la tarde y estoy esperando a mi novia para comer... no veas el apetito que me ha entrado!!!

Alberto dijo...

Jajaja, vaya horas para comer, Pepa. Por qué será que estos posts gastronómicos siempre despiertan el apetito. :-) ¡Que aproveche!

Gildo Kaldorana dijo...

Excelente artículo y sobre todo fotos magníficas.
La comida coreana es mi asignatura pendiente, aunque, si pica mucho......
Saludos

Alberto dijo...

Gracias, Gildo.

En efecto, pica sobre todo por el kimchi, aunque si se sirve como acompañante no lo tienes por qué comer, y algunos platos no lo llevan. La cocina coreana abusa un poco de este ingrediente pero creo que con el tiempo te acostumbras. En otros países de Asia también tienen su ingrediente típico, en Vietnam por ejemplo le ponen a todo cilantro y también se nota al principio.

Yo te animo a que cumplas esa asignatura pendiente.

EL TÍO CHIQUI dijo...

En mi breve paso por Seul (solo tuve una noche) salí en busca de sus excelencias gastronómicas, y las encontré. Acabé cenando en un puesto callejero con una pequeña barra mientras conversaba con unos alegres parroquianos.

Comí y bebí como un señor, y me llevé además la sorpresa de ser invitado por aquellos amiguetes coreanos, que no me dejaron salir del sitio hasta que no llevé una tajada como un general.

abrazo Alberto!

Felipe OI dijo...

Muy de acuerdo contigo en que la gastronomía coreana a veces se pasa con el picante. Yo me voy acostumbrando, pero aún hay platos con los que no puedo ni creo que podré nunca.
A ver si cuando vengas la próxima vez te mostramos alguna novedad gastronómica ;)

Xavi_kun dijo...

A mi me encanta la comida coreana y su alcohol...
Pero la verdad que a veces se pasan tanto con el picante y el kimchi y me sabe todo igual :P

Abrazos

ALGOGOKU dijo...

Gracias por la mención.

Yo, la verdad es que acabé cansado del picante y terminé comiendo de italiano y japonés siempre que pude xD
Eso sí, cuando no picaba, estaba todo delicioso ;)

ALGOGOKU dijo...

He borrado el anterior porque parecía que no cabían los enlaces así que los he recortado.

Decía que guardaba los recuerdos de aquella cena:

http://tinyurl.com/7jmju74

http://tinyurl.com/7jxvylt

Saludos.

Alberto dijo...

@Chiqui, lo tuyo sí que fue una auténtica experiencia. Que bueno que te invitaran los locales, eso sí que es tratar bien a la gente que viene de visita.

@Felipe, qué alegría que estés de acuerdo. Tú debes ser ya todo un experto en gastronomía coreana. Ya me darás algunas recomendaciones la próxima vez que nos veamos. ;-)

@Xavi, el kimchi es demasiado fuerte y sino estás acostumbrado es el único sabor que identificas. Supongo que una vez te has hecho, distinguirás el resto de sabores que hay por debajo.

@Algogoku, de nada. Fue un placer compartir aquella cena. Gracias por compartir las fotos. Vuelvo a Corea ahora unos días, voy en viaje organizado con mi universidad. Espero que los platos que me sirvan no estén demasiado picantes y pueda descubrir alguna novedad exquisita.

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

Estupendo blog.

Josua dijo...

Que rica es la comida coreana...yo la he probado primera vez en han-na un restaurante coreano en Barcelona, y la verdad me he quedado muy contento, y supongo que sera de la misma calidad y sabor que tienen en Corea, por que la señora que cocina es una Coreana con mucha experiencia como se nota. Lo mejor que he visto, es que te den la opcion de comer comida coreana en Tapas!!! Que sabores tan ricos!!! Hemos ido dos veces hasta ahora con mi novia y lo repetiremos seguro! Aqui dejo el enlace por si a caso que a alguien le interese!

http://www.han-na.com

Un abrazo,
Josua

Anónimo dijo...

Hola a todos!!!

Mi pareja es mitad koreana. Su padre es de korea del sur y poco a poco me voy acostumbrando a sus sabores.

Cada vez me saben mas ricos y lo mejor de todo es que es fácil digerir. El kimchi está considerado de grandes propiedades mundiales, esta entre los 5 mejores platos del mundo.

Apenas frien los alimentos y ayudan a cuidar la línea.

Para la gente que vive en barcelona les recomiendo el restaurante Seul, en el mismo paseo Gaudí en frente de la Sagrada família.

Como plato tradicional recomiendo la sopa de Mandu, exquisita!!

Un saludo para todos