sábado, 13 de agosto de 2011

Osaka

Tras visitar Kobe, Nara, Amanohashidate e Ise a nuestro paso por Kansai dejamos los últimos dias para ver Osaka durante el fin de semana. Osaka es el núcleo principal del área metropolitana Osaka-Kobe-Kioto, una de los más pobladas de Japón. Ya en el s. XVI pasó a ser una ciudad destacada cuando el daimyō (soberano feudal) Toyotomi Hideyoshi eligió Osaka para construir su castillo. Más tarde, durante el periodo Edo, Osaka se convirtió en una ciudad próspera y funcionó como el centro económico de Japón hasta el auge de Tokio como capital.



El Castillo de Osaka es uno de los castillos japoneses más famosos. Construido en 1583, desempeñó un papel importante en la unificación de Japón. En 1615 fue el escenario principal del sitio de Osaka, en el que enfrentaban las dos facciones más poderosas en lucha por el control de la nación. El castillo sufrió daños a causa de los bombardeos durante el asedio y cuando cayó en manos de Tokugawa Ieyasu este se hizo con la victoria y estableció el shogunato que gobernaría Japón durante dos siglos. Los descendientes de Ieyasu reconstruyeron el castillo, que más tarde volvió a ser destruido durante la Restauración Meiji. La estructura actual del castillo data de 1931. Finalmente tras un ambicioso proyecto de restauración en 1997 el castillo regresó al esplendor del periodo Edo.



Podemos decir por tanto que poco queda ya del castillo original, lo que nos encontramos es una reproducción de cemento. Aquellos que quieran visitar un castillo más auténtico pueden acercarse hasta el Castillo de Himeji, al oeste de Osaka, una de las estructuras más antiguas del Japón medieval que aún sobrevive en buenas condiciones y que fue designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, aunque eso sí deberán esperar a que finalice su restauración en 2014.



El castillo ocupa un área aproximada de un kilómetro cuadrado en el centro de Osaka. Fue levantado sobre dos plataformas de terreno dispuestas en forma de laberinto para evitar que el enemigo pudiera acceder al castillo en línea recta desde la entrada principal. Más tarde, las murallas se rodearon por un foso de agua.



Con una altura de 8 pisos, en su interior contiene un museo y un observatorio en la última planta.



En el pasado, su tamaño descomunal y el hecho de estar situado sobre terreno elevado permitía divisarlo desde kilómetros de distancia. Hoy en día, destaca imponente rodeado de rascacielos.



Osaka es uno de los centros financieros de Japón y Umeda es su principal distrito financiero. Si nos vamos hasta esa zona, podemos subir a la azotea de algún edificio para contemplar la ciudad desde lo alto.



Recomiendo subir hasta el observatorio del Umeda Sky Building, uno de los rascacielos más emblemáticos de Osaka por su moderna arquitectura. Si subimos de noche, veremos un mar de edificios con sus luces extendiéndose hasta el infinito.



Y no hay mucho más que ver. Osaka no tiene una oferta cultural interesante en comparación con sus vecinas Kioto y Nara, sino que destaca más por ser una ciudad moderna y por su ritmo de vida. A menudo se dice que la forma de ser de los japoneses de Osaka es más alegre y cálida que sus compatriotas de Tokio, más serios y estirados. Para comprobar si esto es cierto podemos ir a Dotombori, una popular zona de ambiente nocturno.



La atmósfera que se respira aquí es muy animada, podemos encontrar muchos restaurantes, izakayas y bares de copas a varios pisos de altura y con una iluminación bastante llamativa.



Además de cenar, es también una zona para ir de marcha, a menudo frecuentada por jóvenes y hombres de negocios que salen a tomar algo después del trabajo.



En conclusión, diría que Osaka no tiene mucho para hacer turismo pero es un buen lugar para permanecer alojado mientras se visita la región de Kansai dada su localización, a tiro de tren de Kioto y Nara, y un peculiar ambiente distinto de Tokio.

7 comentarios :

Pepa dijo...

Me esperaba más monumentos y "cosas con historia" de una ciudad tan conocida, la verdad!

Javier I. Sampedro dijo...

Cuando yo estuve me quedé un día y fue un recorrido muy express pero vi los puntos que comentas a excepción de la marcha nocturna. Desde luego que su ubicación la hace idónea para establecer base de operaciones para moverse por la zona.

Puede que Flapy supiera descubrirnos más encantos de la ciudad, gambiterilmente :)

Pau dijo...

A mí me gustó mucho, y para los gambiteros es más que recomendable.

El castillo por fuera mola mucho pero por dentro me decepcionó. Dotonbori brutal :D

Alberto dijo...

@Pepa: Osaka ha sido siempre una ciudad comercial e industrial. Todo el patrimonio cultural de la region se encuentra en sus vecinas Kioto, Nara e Ise. No obstante, el Castillo de Osaka es el mas famoso de Japon.

@Javi: Mira que ir a Osaka y no salir de marcha.... Si es uno de sus MUST! Nosotros lo dejamos para el fin de semana precisamente por eso. Ya me encargue de pedir recomendaciones para salir de fiesta a los sospechosos habituales. Y agradecido que estoy, la marcha de Osaka triunfa.

@Pau: Es la meca de los gambiteros en Japon, jejeje.

El castillo por dentro esta totalmente modernizado y pierde algo de encanto. Para ver algo mas autentico, recomiendan el Castillo de Himeji. No se si fuiste a verlo, esta cerca de Osaka. Lo unico, que en estos momentos esta de reformas hasta el 2014.

¡Gracias a todos por comentar!

Xavi_kun dijo...

jaja, pino exactamente lo mismo :P a niver cultural poca cosa, pero para el gambitero mode es perfecta xD

A mi s una ciudad que me gustó bastante (los 3 días que estube), le veo mas caracter que a la siempre ordenada y correcta Tokyo

Alberto dijo...

Xavi, anda que no me lo pasé yo bien de gambiteo por el garito que me recomendaste. Tenemos que volver un día a salir juntos de fiesta. :-)

Se nota que el caracter de la gente y el ambiente en las calles de Osaka es distinto del de Tokio.

Carlos Viedma dijo...

Que pasada de sitio....!

Saludos