miércoles, 19 de mayo de 2010

Golden Week - Odaiba

Las vacaciones de Golden Week proseguían con un segundo día de visita por Tokio, esta vez a la isla de Odaiba, situada en la Bahía de Tokio. Esa mañana fuimos hasta la estación de Shimbashi y cogimos el tren de la línea Yurikamome.



La línea Yurikamome es una de las líneas de transporte más modernas de todo Japón, es especialmente famosa porque está totalmente automatizada y no necesita conductor. Así, el recorrido hasta Odaiba es uno de los escenarios más futuristas que uno puede encontrar en Tokio, con el tren pasando entre rascacielos a media altura sobre la vía elevada. El momento más impactante es cuando el tren se aproxima al Rainbow Bridge para cruzar por el interior del mismo hasta Odaiba.



Odaiba es una isla artificial que fue construida en 1853 para defender a Tokio de los ataques desde el mar. Aprovechando el auge de la economía japonesa, a finales de 1980 la isla fue remodelada con el objetivo de desarrollar aquí el espacio habitacional del Japón moderno. Sin embargo, con la crisis de la década de los 90 sufrió un estancamiento urbano que obligó a replantear el espacio como un área comercial y de entretenimiento.



Nada más llegar, lo primero que encontré fue una réplica de la Estatua de la Libertad. Es la tercera que visito, después de Nueva York y París.



Junto con la estatua, otra de las atracciones más populares de Odaiba es el edificio de Fuji TV, con una arquitectura muy peculiar. El edificio es la sede central de Fuji Television Network, una de las principales cadenas de televisión de Japón.



Lo que más llama la atención del edificio sin duda es la enorme esfera de metal que cuelga de la estructura. Se puede acceder a su interior aunque la entrada no es gratuita. No obstante, dispone de un mirador por el que vale la pena subir.





Como se puede apreciar, las vistas a la Bahía de Tokio desde el mirador son espectaculares.



Y si miramos hacia el otro lado tampoco nos quedamos cortos, veremos aviones sobrevolando cada minuto el edificio del Telecom Center justo antes de aterrizar en el aeropuerto de Haneda.



Desde aquí arriba se puede contemplar también la noria Daikanransha, una de las más grandes del mundo y nuestro siguiente punto del itinerario.





La noria está adyacente al centro comercial Venus Fort, para aquellos apasionados de las compras, y del Toyota MEGA WEB City Showcase, un escaparate que recoge lo mejor del pasado, el presente y el futuro de Toyota.



Tienen los últimos modelos de coches fabricados expuestos al público y disponen de un circuito por el que se pueden conducir gratis, sólo hace falta reservar con antelación vía web y presentarse con el carnet de conducir.



Dentro del museo se exhiben numerosos modelos futuristas de Toyota, no solamente coches sino también otro tipo de conceptos de vehículo y robots. Es una visita muy interesante, sobre todo para aquellos que hayáis ido a Odaiba en busca del Japón más tecnológico y moderno.









Además de edificios modernos y centros comerciales, Odaiba cuenta con espacios abiertos donde disfrutar al aire libre. Incluso hay algunas playas, aunque no se recomienda bañarse en las aguas de la Bahía de Tokio. La zona del paseo marítimo es un sitio estupendo para pasar el día y como no podía ser de otra forma el domingo de Golden Week las familias japonesas acudieron en masa para aprovechar un día de vacaciones tan soleado.







Rodeando la playa llegamos hasta una península con un parque justo entre el edificio de Fuji TV y el Rainbow Bridge. Tenía pinta de ser el mejor lugar para descansar después de tanto paseo. Así que fuimos a un combini, compramos unas Asahis, patatas fritas y chocolate y nos fuimos al césped a tumbarnos, a echar la tarde.



Y tumbados en la hierba estuvimos hasta que empezó a caer el sol y el día nos quiso regalar un precioso atardecer sobre la bahía de Tokio.



La visita a Odaiba cumplió todas mis expectativas de ver la cara más moderna de Japón desde el primer momento del día en que nos subimos al tren de la línea Yurikamome pasando por la visita al Museo de Toyota y al edificio de Fuji TV así como una auténtica tarde de relax sentado en el parque bebiendo cervezas como si hubiese llegado el verano. Otro día perfecto en la ciudad de Tokio y las vacaciones de Golden Week continuaban...

9 comentarios :

Javier I. Sampedro dijo...

Vaya paseito más bueno que se marcaron hasta Odaiba, que bueno. Y yo que sólo tuve ocasión de ir ya de noche, que no está mal, pero ya hubiera firmado por haber disfrutado de un día tan espléndido como el de tus fotos.

Y como colofón ese pedazo de atardecer, fantástico sin duda. Sólo viéndolo, ya siente uno el relax :)

Anónimo dijo...

Enhorabuena Alberto. Ya me he puesto al día de tus aventuras. Me alegra que todo vaya bien. No veas que envidia, jejeje Por aqui todo mas o menos igual. El tema mágico ha repuntado un poco ultimamente y en Octubre me iré a Italia probablemente a concursar... ya te contaré.
Por lo demás con la tesis abandonada pero con ganas de retomar y trabajos en TV sueltos... a ver si pillo ya algo de continuo porque lo necesito, jejeje

Un abrazo desde los madriles y estaremos al otro lado.

Ferni

Edu dijo...

Geniales fotos, estuve en Odaiba hace unos meses visitando el edificio de Fuji TV, pero el tiempo invernal y la escasa luz no me animó a visitar el resto de la isla.

Está claro que con un día soleado y tranquilo tiene mucho más que ofrecer ;-)

Gonzalo dijo...

Mola mucho el nuevo blog y el post una maravilla. Enhorabuena y saludos desde Madrid!

Alberto dijo...

@Javi: Puedes pasar un día entero en Odaiba, tiene muchas cosas que ver. Aunque la noche también tiene que ser espectacular, con el Rainbow Bridge iluminado y los rascacielos de Tokio en el horizonte. Tarde o temprano volveré de noche para hacer fotos. ;-)

@Ferni: Aún me queda bastante que contar, incluso de antes de llegar a Japón, pero voy a paso de tortuga posteando.

Me alegro que te vaya bien en la magia, todos sabemos que estás hecho un crack y que llegarás lejos en ese mundo. Si hay algún evento en Japón y te apetece venir, aquí te espero :-) No dejes la tesis y termínala cuanto antes para quitártela de encima. Mucha suerte con la búsqueda de trabajo, aunque el panorama actual en España no pinta bien. Sigo pensando que deberías hacer las maletas e irte a Macao a trabajar de mago en un casino, triunfarías.

Cuídate. Estamos en contacto. Un fuerte abrazo.

@Edu: Tuve suerte de visitar Odaiba en un día tan soleado. El tiempo que le puedes dedicar a ver la isla depende del buen tiempo que haga, está claro. Las vistas a la Bahía de Tokio desde el mirador de Fuji TV son lo mejor sin duda. Que pena que el tiempo no acompañara en tu visita.

@Gonzalo, gracias. Estoy bastante ilusionado con la nueva apariencia del blog. Quiero seguir dedicándole tanto tiempo como pueda.

Saludos y gracias a todos por vuestros comentarios. Sentíos como en casa.

Sirventés dijo...

Pero bueno! Que pedazo de fotografías! Se ve que el aire japonés te está sentando de lo mejorcito. Que siga, que siga.

Alberto dijo...

Gracias, gracias. Me compré una cámara nueva al llegar a Japón y aunque es una compacta me encanta las fotos que saca. La llevo conmigo allí donde salgo de viaje así que espero ir subiendo más fotos. :-)

Saludos

José Ramón Álvaro dijo...

Hola Alberto, he estado echando un vistazo al blog y me parece genial. Este año vamos a ir a Vietnam por lo que me empararé bien de tus experiencias para no perder ni un gramo de todo lo que allí hay que ver. Si no te importa a lo mejor te escrito algún email o te dejo algún comentario si tengo algunas dudas con el viaje. Mi twitter es http://twitter.com/jalvarogonzalez por si quieres estar en contacto. Gracias.

Alberto dijo...

Hola José Ramón,

Bienvenido. Puedes echarle un vistazo a las entradas de Vietnam, espero que te sirvan para preparar bien tu viaje. Cualquier duda que tengas me pones un comentario o me escribes un email y encantado te contesto. Lo siento pero no tengo twitter ;-)

Saludos