jueves, 18 de febrero de 2010

El Nido, Palawan

Aeropuerto de Manila, 7 am del miércoles.

Después de un fugaz paso por la capital tras la estancia en Boracay daba comienzo otra gran aventura en Filipinas.



El sol empezaba a coger altura mientras volvíamos a surcar de nuevo los cielos de Filipinas en una avioneta de hélice con capacidad para 18 personas, esta vez rumbo a El Nido, Palawan.



Después de una hora de vuelo, el avión iniciaba su descenso y desde mi asiento alcancé a divisar el aeródromo de El Nido aproximándose. Y digo aeródromo por llamarlo de alguna manera, porque aquello donde íbamos a aterrizar era una miserable pista de tierra en mitad de la selva. Fue uno de esos momentos en los que piensas que "No, en peores plazas no hemos toreado..." y mientras observas como el pasajero de al lado se santigua te invaden sentimientos sobre el sentido de la vida y te dices a ti mismo que lo que te espera al llegar habrá hecho que merezca la pena el arriesgado viaje.



Y las cosas siempre salen bien, la avioneta toca tierra suavemente para el respiro y tranquilidad de los pasajeros, que al unísono rompen a aplaudir y a gritar gracias al piloto. Este, demostrando un punto de humildad, hace un gesto con la mano desde la cabina.



Bienvenidos a El Nido, la región situada más al norte de la isla de Palawan, al oeste de Filipinas. La última frontera.



El Nido está considerada como una de las maravillas de diversidad geológica y biológica más importantes de Filipinas, con denominación de reserva marina nacional protegida.



Algunos lo comparan con la Bahía de Ha Long en Vietnam o con Phi Phi en Tailandia, pero dada su excepcional situación geográfica, tan remota e inaccesible, el impacto del turismo apenas se nota y podría decirse que prácticamente está en estado virgen.



Nada más poner un pie en la playa al llegar a nuestro hotel se confirmaron nuestras sospechas, El Nido es un lugar increible.



Dejamos el equipaje en el hotel, tomamos un buen desayuno y nos fuimos a recorrer la costa en dirección sur a pasar el día.



Encontramos playas increibles completamente desiertas, no me canso de repetir que Asia está repleta de pequeños paraísos.



Después de una hora caminando llegamos hasta Dolarog Beach, una de las mejores postales que he contemplado jamás. El paisaje perfecto. De ahora en adelante, mi fondo de escritorio favorito.



Pasamos la tarde tumbados al sol en aquella maravillosa playa y al final del día llegó la hora de volver al hotel y disfrutar de uno de sus principales atractivos: las puestas de sol.



Frente a la alternativa clásica de buscar alojamiento en El Nido Town, elegimos hospedarnos en el Greenviews resort de Corong-Corong, a 3 km del pueblo. El viejo Dave había decidido abandonar su querida Gran Bretaña para terminar sus días viviendo en Filipinas; no se le ocurrió mejor plan de pensiones que montarse un resort en un punto estratégico con vistas al horizonte durante el atardecer, algo de lo que no pueden presumir los hoteles situados en El Nido Town, ya que están orientados hacia el norte.



El atardecer sucedió en un instante. Fueron unos minutos mágicos en los que el amarillo pasó a ser naranja, el naranja pasó a ser rojo, el rojo pasó a ser violeta y el violeta se convertía poco a poco en azul al caer la noche sobre Filipinas.



Tras aquel fantástico primer día en El Nido, nos esperaban dos días más en los que quisimos dedicarnos a ver islas y navegar por el mar en compañía de los becarios ICEX de Singapur de este año, fue una suerte compartir la experiencia con gente tan estupenda.



La región que rodea a El Nido está salpicada por un archipiélago de pequeñas islas de formación rocosa con playas desiertas en las que es posible desembarcar. Es el destino perfecto para practicar la actividad que se denomina island hopping o salto de islas.



A través de una agencia local contratamos de un día para otro uno de los tres tours dedicados a explorar las islas, denominados A, B y C. Cada uno de los tours ocupa todo el día y recorre un determinado número de islas y playas, incluye almuerzo. Lo cierto es que todos los puntos de interés son dignos de visitar, por lo que mi recomendación es disfrutar por lo menos de dos de los tres tours durante la estancia en El Nido, como hicimos nosotros, uno cada día.









A lo largo del recorrido por las distintas islas hicimos algunas paradas para practicar esnórquel y ver coral, peces y tortugas y también desembarcamos en alguna playa para disfrutar del momento en un entorno tan paradisiaco.



















El Nido es uno de esos pocos lugares en el mundo en los que el tiempo se detiene y al finalizar la estancia la sensación que deja es tan impresionante que sea cual sea el siguiente destino del viajero altera por completo su vida y lo sume en una profunda depresión por abandonar un lugar tan mágico. Hay que vivirlo.


Cómo llegar

No resulta nada fácil llegar a El Nido pero existen diferentes alternativas que combinadas pueden hacer del viaje una experiencia en sí misma.

La opción más cómoda es volar directo desde Manila al aeródromo de El Nido, Lio Airport, que ofrece servicio a dos compañias: ITI, Island Transvoyager Inc., que opera tres veces al día pero cuyo principal inconveniente es que el vuelo Manila - El Nido sólo puede reservarse con cinco días de antelación por teléfono o por correo electrónico, y SEAir, que opera sólo los lunes, miércoles y domingos pero permite reservar con antelación a través de su web. En ambos casos el viaje de ida cuesta 100€.



La otra opción es volar a Puerto Princesa, el principal aeropuerto de Palawan, que ofrece servicio a compañías como Cebu Pacific, Philippine Airlines y Air Philippines, con vuelos diarios desde Manila. Una vez en Puerto Princesa, hay que pasar por el horrible calvario de llegar por tierra a El Nido, la carretera que los une se encuentra todavía en construcción y se tardan 5 horas en furgoneta o 8 horas en autobús.

Así pues, no queda otra que decantarse por la opción cómoda pero cara, vuelo directo a El Nido por 100€, o por la otra opción más barata pero incómoda, volar a Puerto Princesa y sufrir 5 interminables horas circulando por una carretera en construcción hasta llegar a El Nido. Nosotros elegimos volar directos a la ida y regresar por carretera a la vuelta vía Puerto Princesa; nuestros bolsillos no hubieran soportado repetir la primera opción y nuestro ánimo no hubiera soportado repetir la segunda opción.

Para más información sobre cómo llegar a El Nido, podéis consultar esta web.

16 comentarios :

Manolo (Seúl) dijo...

Increíbles las fotos... qué ganas me están entrando de volver a viajar!! te apuntas a Bali para este verano?? Saludos!

Alberto dijo...

¡A mi también me entran ganas de viajar a Filipinas sólo con ver las fotos de nuevo! Creo que en Agosto tengo vacaciones así que podemos planear algún viaje juntos, ¡estaría genial! Lo de Bali me mola, ya he estado pero fueron pocos días y me quedé con ganas de más. Lo vamos viendo...

Un abrazo.

Mariano dijo...

FABULOSO, ENHORABUENA
Un SUPER-Post.

Estaba buscando información sobre Filipinas pues pensaba ir allí este año y me he tropezado con esta anotación.
Muchísimas gracias por ello y por todos los enlaces que has ido colocando, tanto en esta como en las demás entradas.
Desde Las Palmas de Gran Canaria, un saludo

Guillermo dijo...

Que bueno que volviste a postear y que empiezas algo nuevo, mucha suserte, te seguia desde el anonimato pero me alegra volver a leer tus letras.
Saludos.

River dijo...

Macho, estuvimos en el mismo sitio más o menos por las mismas fechas... No te conozco aún, pero bueno, saludos.

Alberto dijo...

Espero que la información posteada te ayude a planificar tu viaje, Mariano. Filipinas es un destino impresionante para viajar de vacaciones, ya verás cómo lo disfrutas. Viajar por el país es relativamente sencillo, comparado con otros países de Asia, pero es mejor tener toda la información posible a mano antes de partir.

Guillermo, gracias por salir del anonimato con tu comentario. Seguiré posteando ahora que vuelvo a vivir en Asia.

River, ¡qué casualidad y qué poco ha faltado para que nos cruzáramos! Si lees el post con detalle descubrirás que estuvimos en Dolarog Beach, la playa donde está situada el resort donde te alojaste, Las Cabañas. De hecho, nos estuvimos echando la siesta en las hamacas y tomando unos batidos de coco en el bar del resort.

Un saludo a los tres y gracias por comentar.

El veguero dijo...

Majo que bellas fotos y llenas de recuerdos estoy seguro....Pero tambien seguro estoy que en todo esto debe de haber una dimension economica pues hacer turismo no es gratis. ¿En que trabajais joder? Quiero hacer lo mismo.

Saludos del veguero Venezolano

Alberto dijo...

Sí que hace falta una fuerte inversión económica si quieres hacer turismo por Asia volando desde tu país. Lo mejor es encontrar trabajo por aquí y viajar por la zona. Yo tuve la suerte de conseguir una beca para trabajar en Vietnam durante año y otra para investigar en Japón durante tres años, desde cualquiera de estos países puedo recorrer el Este de Asia a placer, sin demasiados gastos.

Un saludo.

amy dijo...

Hola que fotos tan increíbles, este post me ha servido muchísimo....me encanta conocer, viajar y el nido es un paraíso....uno de mis primeros destinos cuando me estabilice…Saludos y Gracias por tan buen blog

Alberto dijo...

Gracias a ti por tu comentario, Amy. El Nido es un lugar mágico, te encantará visitarlo.

Aini dijo...

Hola!!! Llego 2 años tarde pero encantada de haber encontrado tu gran blog!!!

A ver si me puedes ayudar: en Septiembre viajo a El Nido y para que me cuadren los dias tendria que volar directo desde Manila a El Nido. Como contratasteis el vuelo vosotros? Hubo algun problema con las plazas, o conseguisteis el vuelo que queriais?

Llegare alli desde Hong Kong, y lo que me da miedo es intentar reservar el buelo 5 dias antes y que no haya plazas. En fin, que tengo un lio! La vuelta la haria desde puerto princesa.

Un placer leerte, y muchisimas gracias

Alberto dijo...

@Aini,

Nosotros a la ida volamos con SEAir hasta el aeropuerto de El Nido, pero acabo de ver que la compañía ya no cubre esa ruta. Ahora lo hace únicamente Island Transvoyager (http://www.islandtransvoyager.com/). Si te decides por esta opción te recomiendo comprar los billetes no días ni semanas antes, sino con meses de antelación porque hay muy pocos vuelos a la semana.

A la vuelta hicimos el tramo por tierra hasta Puerto Princesa y de ahí se puede ir a Manila con Cebu Pacific, Philippine Airlines y Air Philippines. En hacer este viaje pierdes casi un día, porque para llegar a El Nido por carretera se tardan unas 5 horas.

Saludos

Anónimo dijo...

El directo de Manila a el nido has dicho que son 100 euros ¿cuanto cuesta la otra opción mas barata volando a puerto princesa? gracias y felicidades por el post.

Anónimo dijo...

Alberto enhorabuena por el blog y la información que resulta muy útil para los españoles que vivimos en Filipinas, desde Manila te mando un abrazo y espero que sigas compartiendo tus experiencias con nosotros. Próximo destino El Nido :)

Quim dijo...

Hola Alberto,me a gustado mucho tu post,yo me considero un viajero enperdernido y tengo la gran suerte de poder marcarme un viajecito una vez al año,y porque el trabajo no me permite mas jejeje.. A parte de tu post,e podido recojer mucha informacion util de Palawa island,despues de viajar por muchos paises,un dia por casualidad descubri esta hermosa isla y me e dicho a mi mismo "El paraiso existe,por fin lo e encontrado"Dicho esto,tendre que esperar hasta el 2017 para poder visitar El Nido,devido entre otras cosas en que este año y el que viene ya tengo las vacaciones programadas y pagadas,lastima que no lo haya descubierto antes,saludos felicidades y que puedas seguir disfrutando igual que yo ,de muchos mas viajes.

Sandra dijo...

Great post! Loved looking at all of your photos and being reminded about this wonderful and beautiful place so thank you! :-)