domingo, 14 de diciembre de 2008

Stanley y Aberdeen

El pasado fin de semana me dio por ir a descubrir el otro lado de la isla de Hong Kong. En el Norte de la isla está el centro de la ciudad: desde Sheung Wan hasta más allá de Causeway Bay hay rascacielos y más rascacielos, calles llenas de gente, ruido, bullicio urbano, ... y ¿qué tenemos al Sur de la isla? Tranquilidad: Stanley y Aberdeen.

Stanley

Stanley es un pueblecito convertido en atracción turística por los habitantes de Hong Kong. A tan sólo 15 km de Central, 30 minutos en autobús, es el lugar perfecto para escaparse de la ciudad un domingo por la tarde.



El paseo marítimo es el lugar más transitado, la gente pasea junto al mar o se sienta tranquilamente en la terraza de un bar a tomar algo.





Al principio del paseo marítimo está el Mercado de Stanley, un mercadillo bastante famoso frecuentado por turistas donde se pueden encontrar recuerdos típicos de China a precios muy baratos.



Al final del paseo está Murray House, un antiguo edificio gubernamental que fue movido desde Central a Stanley piedra a piedra para dejar así sitio donde construir rascacielos.





En el mismo extremo, hay un pequeño muelle desde donde parten los barcos a Aberdeen.







La verdad es que se nota muchísmo el silencio y la tranquilidad de Stanley comparado con el centro de Hong Kong. Se estaba tan agusto allí al sol del atardecer que hasta me acabé echando una pequeña siesta junto al dique.



Aberdeen

Durante años, Aberdeen fue una de las mayores atracciones turísticas de Hong Kong por la cantidad de pescadores que vivían y trabajaban en los barcos-junco en el puerto. En la actualidad, ya no hay gente viviendo en barcazas pero sí es un importante puerto pesquero lleno de barcos y de sampanes reutilizados con fines turísticos.







En Aberdeen volvemos a encontrarnos rascacielos pero sigue sin haber tanto trasiego como en el centro de Hong Kong. Por cierto, Aberdeen es la ciudad que se ve desde el Peak si miramos al otro lado de la montaña.



Como véis, aunque Hong Kong es sinónimo de ciudad bulliciosa y de ritmo ajetreado, no hace falta ni media hora para salir de la ciudad en autobús y disfrutar de algo de tranquilidad. ¿Cuántas ciudades del mundo pueden decir lo mismo?

5 comentarios :

Javier Sampedro dijo...

Es lo que tiene esta ciudad, en concreto, la isla de Hong Kong. Dos caras en un mismo lugar y en apenas unos minutos pasar del bullicio a la calma. Pocos sitio así.

Quien lo iba a imaginar que uno siempre asocia gigantes de hormigon y gran actividad a todas horas...

Prognatis dijo...

Menudo contraste. Se te ve muy a gusto en esa parte de la ciudad, aunque supongo que te tocará catar más de la otra ;)

Pau G Solbes dijo...

Bueno Alberto, como no permites los comentarios en tu entrada de despedida pues comento en esta.

La verdad es que me he emocionando leyendo tu post de despedida en el que contabas de tu búsqueda infructuosa de trabajo.

Es una pena, porque sé lo mucho que deseabas quedarte por Asia. Deseo de todo corazón que la oferta de Bangkok fructifique o que puedas volver a Vietnam.

Creo que este blog ha ayudado y ha encantado a mucha gente. Gracias a él nos pudimos conocer en persona, y conocer mejor Saigón.

Espero que no perdamos el contacto y que en un futuro no muy lejano nos podamos reencontrar en alguna ciudad asiática.

Un abrazo y mucha suerte!!!

Alberto dijo...

Aisss... si no habilité comentarios fue para evitar esto, amigo Pau.

Estoy seguro de que volveré a Asia tarde o temprano, no es nada dramático quedarse por España un tiempo.

Claro que seguimos en contacto, quien sabe, igual el blog se reactiva antes de lo que esperas. Yo, por mi parte, seguiré leyendo el tuyo cada mañana, como siempre. :)

Un abrazo y Feliz Navidad.

punkoatl dijo...

Pues conoci tu blog al parecer al final de esta etapa, y que mal que no hayas podido conseguir trabajo en Hong Kong, Suerte en tus planes a futuro. Saludos desde Mexico