jueves, 11 de diciembre de 2008

Apostando a las carreras en Happy Valley

Ayer miércoles por la tarde fuimos Javi y yo a Happy Valley, el hipódromo de Hong Kong. Era la segunda que vez que íbamos, tras mi visita en Marzo, y esta vez queríamos hacerlo más interesante: ¡apostando!



Las carreras de caballos son el espectáculo deportivo más popular en Hong Kong, es algo que mueve a las masas y es de obligada visita si se viene por aquí. Hay dos hipódromos en la ciudad, el de Happy Valley y el de Sha Tin, el más famoso es el de Happy Valley, cerca de Causeway Bay.



En Happy Valley se celebran solamente dos días a la semana: miércoles y sábados, de modo que el recinto se llena a tope de gente los días que toca.



Las carreras empiezan a las 7 de la tarde y tienen lugar cada 30 minutos, tiempo suficiente para que los jugadores vean llegar a los jinetes en sus caballos y hagan sus apuestas.







Javi y yo llegamos con intención de apostar, para hacerlo más emocionante. Al principio nos costó enterarnos de cómo funcionaban las diferentes modalidades de apuesta: a caballo ganador; a 1º y 2º en cualquier orden; a 1º, 2º y 3º en cualquier orden, ... apuestas simples o combinaciones múltiples, un cacao.

Al final decidimos apostar a la modalidad Triple Trio: 1º, 2º y 3º en cualquier orden. A la hora de elegir los caballos mirábamos las estadísticas de % de victorias, rendimiento, velocidad punta, ... ¡hasta el nombre del caballo influía!



Apostamos durante 3 carreras, apuestas pequeñas, sólo para hacerlo un poco más interesante, no teníamos la intención de salir de allí siendo ricos. A mi me daba hasta corte, viendo a la peña dejarse tranquilamente cientos de euros en cada apuesta. Al final, como suele pasar, no ganamos nada. Perdimos 100 HK$ (10 €) entre los dos, pero la emoción de ver a tus caballos pelear por las primeras posiciones ¡no tiene precio!, son segundos frenéticos.

Las carreras de caballos se viven con mucha pasión en Hong Kong. Ni la quiniela, ni la lotería, ¡las apuestas de carreras de caballos! Sólo hay que pasarse los sábados por la tarde cerca de alguna oficina del Hong Kong Jockey Club para comprobarlo: cientos de chinos, en su mayoría abuelillos, escuchando las carreras por la radio con el periódico en la mano apuntando los resultados.





¿Qué os parece apostar a las carreras de caballos? ¿Más o menos emocionante que la quiniela futbolística? Tengo entendido que la quiniela hípica lleva en España desde hace tiempo pero no tiene mucho éxito, ¿será que no es lo mismo si uno no lo vive desde las gradas?

3 comentarios :

Javier Sampedro dijo...

Menudo despilfarro de dinero el nuestro, jaja :P Hay que ser cautos e ir cogiendole el tranquillo, que parece facil, pero ni una acertamos.. siempre uno se lleva la sorpresa y en eso reside la emoción del juego :)

Para pasar un rato entretenido sin duda.

Juleo dijo...

Ahh Shaatín!.. que recuerdos en esa parada imitando a Arturo Fernández y diciendole a las chinitas "chatinaas" pero luego tocó ver a los 10 elevado a 666 budas con la caló y no veah...

Y sí, estoy con Javier, qué es el dinero cuando estas viviendo la emoción del juego.. viva Macao!

Prognatis dijo...

Jejeje, me hubiera gustado veros en los caballos y con los billetes de apuesta en las manos. Qué cracks!!!