viernes, 7 de noviembre de 2008

Conclusiones de mi viaje a Pekín

Se acabaron las vacaciones, ya estoy en Hong Kong en busca y captura de empleo.

Esta mañana he dejado Pekín y me ha dado mucha pena hacerlo. Ha sido una semana increible con Peque como anfitrión y con una ciudad que ofrece muchas alternativas turísticas.

Era la segunda vez que viajaba a Pekín y esta vez fue diferente. Quizás porque la vez que fui en Febrero fue un viaje a matacaballo visitando la Ciudad Prohibida, la Muralla China, el Templo de Verano, ... sitios que te pueden llevar perfectamente un día de pateo y no haberlos visto por completo. Ana y yo llegábamos a casa tan cansados que no nos quedaban ganas ni de salir a cenar.

Esta vez me lo he tomado más relajado. He pasado de revisitar las grandes atracciones turísticas, a excepción de la Ciudad Prohibida, y me he centrado en visitas cortas a lugares no tan conocidos pero igual de interesantes: la Colina del Carbón, el Parque de Beihai, el Templo de los Lamas, la Calle de los Calígrafos, el Mausoleo de Mao, la Torre del Tambor y la Torre de la Campana, un paseo por los hutong, la villa olímpica, ... y salir de fiesta, Peque me ha sacado de fiesta como nunca pensé que podía hacerse en Pekín: por Sanlitun y los bares que frecuentan los expatriados, el Propaganda y sus fiestas con ambiente universitario los miércoles, el Cargo y el MIX: dos clubs rollo local con chinas muy muy estilosas, ... ¡hasta tuve partida de póker una noche!

No he parado. Durante esta semana he tenido momentos en los que me sentía como si aún estuviera en la beca ICEX y fuera un viaje como tantos que me he pegado este año; con Peque hablando sobre su trabajo en la Oficina Comercial y con sus amigos becarios comentando las posibilidades de 2nda fase y empresas españolas establecidas en Asia. Parecía como si el sueño no hubiera terminado y aún siguiera siendo becario ICEX en Vietnam. Pero al final del día siempre despertaba del sueño y me iba a la cama intranquilo, pensando que tengo que ponerme a buscar trabajo y que viviré en una ciudad nueva. Entre el jet lag y las rayadas, pasé las primeras noches en vela.

Una de las conclusiones que he sacado de Pekín es que pese a que Saigón era bastante infierno de ciudad (para la vida de expatriado), Pekín tampoco me mola para vivir. Mucho frío, mucha contaminación, distancias muy largas, coger taxis a todas horas, muy chino, nadie habla inglés y los chinos son más rancios que los vietnamitas y no se prestan a entenderte o ayudarte. Reconozco que se vive mejor que en Saigón pero no me convence. Ha servido para reafirmarme en mi elección de Hong Kong y Singapur como ciudades donde empezar una nueva vida, ciudades chinas pero no demasiado chinas.

Me ha llamado mucho la atención ver como Peque y el resto de becarios manejaban el chino mandarín a la perfección y podían mantener conversaciones con cualquiera. En principio es comprensible porque disfrutaron de 3 meses para aprender chino exclusivamente pero es que como los locales no hablan nada de inglés, se fuerzan a utilizar el chino sí o sí para sobrevivir. Me daba mucha envidia. Yo con mi vietnamita podía comunicarme en algunos aspectos de la vida cotidiana pero no llegaba a esos niveles, y no fue por falta de formación, no señor, no necesitaba esos 3 meses, sino porque en Saigón casi todo el mundo hablaba algo de inglés y la mayoría de vietnamitas me forzaban a mantener la conversación en inglés. Me faltó práctica. En cualquier caso, también me da envidia que ellos manejen a la perfección un idioma tan útil como el chino mandarín, y yo con mi vietnamita no pueda hacer nada fuera de Vietnam, más que perder soltura a cada día que pasa. :'(

Bueno, ha sido una buena experiencia después de todo. Me ha hecho sacudirme de nuevo y ser consciente de que la beca se ha terminado de todas todas pero también ha servido para reafirmarme en mi decisión de volver a Asia por un tiempo más, estoy contento y realmente es lo que quería.

Por último, no puedo acabar estas conclusiones sin dar las gracias a Peque por acogerme amablemente en su casa, por llevarme de cena a buenos restaurantes y por sacarme de fiesta. Ya lo dije en su momento, es un gran amigo.

6 comentarios :

Peque dijo...

Buenas compañero!
Me alegro que te lo pasases bien.
Lo que dices es cierto. Esta ciudad tiene para estar una semana viendo cosas turísticas. A partir de la semana... pues ya se acaba eso, y empieza el día a día, que también no deja de ser interesante.

En cuanto a la fiesta... pues aun me quedaban por enseñarte 4 o 5 garitazos mas. Pero una vez mas, después de eso tampoco te creas que hay mucho mas, y a volver a repetir.

Sobre lo de rallarte con el curro, y mis compañeros con la segunda fase... pues yo por mi parte disculpas. Reconozco que siempre que curro, al salir del trabajo, acabo hablando del mismo tema, y que con este curro del que empiezo a estar muy quemado, pues mas.

Espero que mejore ahora tu sueno, que ya no tendrás jet lag, las preocupaciones del trabajo se irán resolviendo, y no oirás mis ronquidos :P

Estoy contigo en que Pekin no es tan molona. Lo bueno que tiene es que la dotación que nos da el ICEX aquí es muy alta, y podemos permitirnos unos lujos que quitan las penas. Y después de la beca, va habiendo ofertas de trabajo, con lo cual te puedes labrar un futuro. Y ahora no tanto, pero la gente que vino hace 5 anos, tuvo que triunfar como la espuma. Ahora este mercado ya empieza a estar saturado de gente que viene aqui como antes la gente se marchaba al oeste a por el oro.

Singapur no la conozco, pero a mi Hong Kong me encanto. Estoy seguro que sera un buen sitio para asentarse una temporada larga.

Lo de la envidia por el Chino...juas. Si yo lo hablo pateticamente, y no lo se ni leer ni escribir. Alguno de mis companeros si que se ha esforzado, aparte de tener habilidad, y al cabo de un ano da gusto verles. Tu me contabas que podias mandar sms en vietnamita, cosa que yo en chino no me veria capaz. Creo que lo que ocurre es que para el que no sabe nada de Chino, cuando sabes decirle 3 cosas al taxista, y pedir comida, suena como increible. Pero la hora de la verdad, me marcho muy triste de mi pobre avance con el chino.

Bueno, con esto y mis mejores deseos en tu busqueda de trabajo por Hong Kong, te dejo. Que el Manolo llega hoy y todavia no tengo muy claro como nos vamos a encontrar.

Ademas, si en vez de publicar estos macrocomentarios actualizase mi blog, pues casi que mejor...

Un abrazo

Alberto dijo...

Jajaja... cacho comentario, te lo agradezco.

Hoy lo he estado pensando y me tenía que haber quedado un par de días más en Pekín para que enseñaras esos garitos que me dejé por ver y también para coincidir con Manolo, que hace mucho que no le veo. Estaré esta semana por Hong Kong un poco sólo sin Javi pero a ver si voy haciendo entrevistas de trabajo y demás. Gracias por desearme suerte.

Lo del chino, yo no sé tus compañeros pero contigo me quitaba el sombrero de lo bien que te comunicabas con los chinos. No sabrás leer ni escribir pero para el día a día te apañas muy bien, tienes que estar contento de haberlo aprendido, hombre.

Pásalo bien con Manolo y suerte con el exámen de chino si te presentas.

Un abrazo

Prognatis dijo...

Bueno Alberto, ahora empieza tu auténtico reto. Espero que pornto encuentres un trabajo que se adapte a tus circunstancias y puedas alargar tu sueño asiático.

De tu post me ha quedado claro que Pekín es una ciudad acojonante para disfrutarla como turista, pero que no mola para vivir.

Veremos qué te parece Hong Kong ;)

Javier Sampedro dijo...

Seguro que la suerte esta de tu lado, y algo sale por Hong Kong. La vida en la ciudad ya la conoces, es pequenia, facil... nada que ver con Pekin, tiene otros encantos, jeje.

Un saludo.

flapyinjapan.com dijo...

Es lo que te iba a decir, que además de el Cargo y el MIX, faltan garitos legendarios como el GT Banana, el China Doll, y alguno otro mas que me dejo en el tintero pero quye se caracterizan por sus "chinas estilosas" ;o)

Eso sí nada comparado con la fiesta Honkongnesa !!

Un abrazo !

Alberto dijo...

Bueno, bueno Flapy, que tú me prometiste chinas en bikini en Pekín, como en Taipei, y por aquí no hay nada de eso... pero sí que es verdad que son más estilosas (se me pegó esta palabra de mi amigo Carlos de Vietnam) de lo que pensaba.

A ver en Hong Kong, estoy esperando que venga Javi y me saque de fiesta. :)

Por ahora el ranking de fiesta va:

1º Bangkok
2º Taipei
3º Pekín

Pau, Pekín mola para vivir dependiendo del tipo de persona que seas. Si eres aventurero y te molan los retos acostumbrarte a vivir ahí es todo un desafío, te obliga a aprender chino, moverte en ambientes un poco hostiles (los chinos son algo rancios), conocer una ciudad grande, etc. Yo es que un año en Saigón ya fue suficiente desafío, prefiero una ciudad más cómoda y tranquilita.