viernes, 4 de abril de 2008

Hong Kong - Nuevos Territorios

Durante a mi reciente viaje a Hong Kong he podido visitar la zona de Nuevos Territorios.



Los Nuevos Territorios conforman la parte Norte de la península continental de Hong Kong. Fueron territorios anexionados a la antigua colonia británica en 1898 por un periodo de arrendamiento de 99 años. Terminado ese plazo, en 1997 el Reino Unido se vió en la obligación de devolverlos a China, junto con la isla de Hong Kong y Kowloon, ya que la mitad de la población de la colonia vivía en la zona de Nuevos Territorios y la sitación hubiera resultado insostenible.

Nada más salir de Kowloon, la diferencia entre el Hong Kong occidental y la China oriental se va haciendo más perceptible según avanzas por la zona de Nuevos Territorios.





Por ser la zona situada más adentro del continente es también la zona con más riqueza histórica de Hong Kong. Contiene los restos de arquitectura rural más importantes - templos, pabellones ancestrales, recintos amurallados y la única pagoda que existe en todo Hong Kong.

Para dar a conocer estos restos arqueológicos, el Gobierno de Hong Kong creó la Ruta Tradicional de Ping Shan.



La ruta comienza en la estación de tren de Ping Shan, que conecta con la red de Metro de Hong Kong, a una hora de Central. Junto a la estación se encuentra la Pagoda de Tsui Sing Lau, una estructura de ladrillo hexagonal de 3 pisos, construida en 1486. Como digo, es la única pagoda que hay en Hong Kong.



Después de la pagoda encontramos el complejo amurallado de Sheung Cheung Wai. Hace 200 años fue construido por el clan Tang siguiendo el modelo de pueblo amurallado tradicional chino. Todavía sobreviven la entrada principal y algunas casas antiguas. El resto de casas se han restaurado pero se ha conservado la estructura de callejuelas y pasadizos estrechos.







Siguiendo la ruta llegamos al pequeño Templo de Yeung Hau dedicado a un general de la dinastía Song.





Pasado el Templo nos encontramos con los Salones Ancestrales Tang (s. XIV) y Yu Kiu (s. XVI), que consta cada uno de 3 patios divididos por puertas.







Al final de la misma calle están la Casa de Estudio Kun Ting y la Residencia Ching Shu Hin, donde tenían lugar los exámenes imperiales oficiales durante la dinastía Qing a finales del s. XIX.







Por último, la ruta termina en el Templo Hung Shing, que data de 1767 y está dedicado a un oficial de la dinastía Tang.







La Ruta Tradicional de Ping Shan no es un lugar de obligada visita cuando se pasa por Hong Kong pero si vas a estar más de una semana por allí, como hice yo, no viene mal desconectar un poco de la ciudad viajando a zonas más rurales y tranquilas. También permite tomar contacto con la China más profunda y experimentar el curioso contraste.

Hong Kong es una ciudad bastante moderna y es difícil encontrar algo de herencia histórica anterior a la llegada de los británicos. Explorar la zona de Ping Shan puede dar una idea de la presencia de clanes chinos en esa zona del continente en el pasado. A mi me pareció interesante.

3 comentarios :

Prognatis dijo...

La verdad es que una de las cosas que más me gusta de Asia es ver los contrastes entre lo moderno y lo clásico.

Me parece que por ese motivo, y por otros miles, Hong Kong me encantaría.

Un abrazo!!!

Javier Sampedro dijo...

Aún no he descubierto esa parte de Hong Kong (parece mentira..ainss) pero espero hacerlo antes de irme, tengo visitas pendientes y a veces los findes se van volando.

Muy bonito Ping Shan y todos sus alrededores, habrá que investigarlo :)

Alberto dijo...

Hong Kong es la ciudad de Asia que más me ha gustado hasta ahora. La mezcla de rascacielos y modernidad con el toque chino es única, es una ciudad con mucha personalidad.

Javi, yo también me estoy dejando cosas para ver al final por los alrededores de Saigón. Llegará una semana antes de acabar la beca y tocará ir a matacaballo para no dejarse nada por ver xDDD

Nada, coges una mañana el metro y pasas el día por Ping Shan, ya verás que cambio.