miércoles, 21 de mayo de 2008

La policía en Vietnam

Hoy voy a hablar de los polis, maderos, pasmutis,... igual de apreciados, estimados y respetados en Vietnam como en España.

En primer lugar tenemos a los de marrón, o los del marrón, ya que son los Policías de Tráfico y cualquier asunto a tratar con ellos garantiza que te acabas comiendo un marrón...

Van siempre en pareja, ¿será que no hay presupuesto para más motos?



A veces se colocan en la típica esquina donde todo el mundo hace la pirula del giro prohibido, escondidos tras los postes para que la pillada sea por sorpresa.




Multa por ser tan hortera de llevar un sombrero bajo el casco.

Están todo el día poniendo multas. Tras la entrada en vigor de la Ley del Casco a nivel nacional se pusieron las botas los primeros días. Se dice, se cuenta y se rumorea que durante las semanas previas al Festival del Têt, cuando todos los vietnamitas ahorran y saldan cuentas para pegarse la semana de fiesta a lo grande, los policías paran a todo el mundo por cualquier tontería y la forma fácil para librarse de la amenaza de multa es deslizando un pequeño soborno en sus manos. Es tan sólo un rumor... pero sólo digo que a cierto amigo expat le pararon sencillamente porque la luz de su faro lucía debilmente... ;)

A mi me pusieron una multa hace un par de meses.



La razón no podía ser más absurda. Al girar en un cruce me abrí demasiado y circulé unos metros por el carril de los coches. Por entonces no sabía que estaba prohibido a las motos circular por el carril de los coches porque veía a todo el mundo hacerlo. Los policías me pararon y más o menos entendí que había sido por circular por el carril de coches, muchos de los que pasaban entonces seguían haciéndolo y se lo indiqué al policía pero se encogió de hombros y empezó el show:

- ¿Carnet de conducir? No tengo.
- ¿Papeles de la moto? No tengo.

El poli se estaba retorciendo de risa, 300.000 Dongs de multa. Entonces saqué la tarjeta de visita y le comenté que trabajaba en Vietnam para la Embajada y que la moto era alquilada pero que no me habían dado los papeles todavía (lo cual era cierto) y que el carnet lo tenía en casa (lo cual también era cierto). Me estuvo un rato observando y me dijo que esta vez no había problema, que sólo eran 50.000 Dongs pero que para la próxima vez tuviera todo en regla. Y así es, pedí al tipo que me alquila la moto los papeles y siempre llevo mi carnet de conducir de España, que en Vietnam con eso vale...


Vale del pago de 50.000 Dongs = 2 Euros.

La cosa nunca llega a ser más grave, a un extranjero no le retienen la moto, por ejemplo. Suelen ir siempre a por los Tây Ba Lô, extranjeros con pinta de mochileros, que nunca suelen llevar carnet y pagan lo que sea por una multa. Si el poli te empieza a pedir papeles, haces como que no entiendes vietnamita y al final se cansa, te señala la cantidad de la multa, pagas y te deja marchar. Es el camino fácil pero caro.

Véis que los Policías de Tráfico en Vietnam se toman muy en serio su trabajo, he aquí un pequeño homenaje a ellos:






En segundo lugar tenemos a los de verde, los picoletos. Se encargan de la Seguridad Pública. A menudo van acompañados de los Policías de Tráfico, como cuando hay disputas por accidentes de tráfico.



Son los encargados de garantizar el orden social y la decencia propios de un régimen comunista. Si algún garito abre hasta más tarde de la cuenta o celebras alguna fiesta en tu casa sin licencia, allí están ellos con la porra en la mano y el pito en la boca para desalojar al personal, como nos pasó en Hanoi. También pueden asaltar tu casa en mitad de la noche si sospechan que no estás registrado o estás durmiendo con una chica vietnamita con la que no estás casado. De todo un poco, vamos...

Se comenta que tienen muy mala hostia, así que mejor no tener ningún asunto que tratar con ellos...



Por último también tenemos a la Policía Militar, que también van de verde pero el uniforme es más oficial. Suelen patrullar por las principales zonas de monumentos de Hanoi y Saigón y también hacen guardia en los edificios de las Embajadas.



Y eso es todo lo que sé sobre la Policía de Vietnam. Igual he hablado de más y he contado cosas que no debería, pero vamos... mi blog no puede estar ya más censurado...

5 comentarios :

Javier Sampedro dijo...

Pues si que se toman el trabajo en serio.. que risas las fotos. Igual que la poli en España no? por lo menos en Tenerife algunas parejas de polis que te ves por la calle, creo que si dan una carrera de 5 metros, ni la aguantan de la barriga que se gastan, jeje.

Tendré que analizar la poli de HK, aunque ahora que lo pienso, solo un cuerpo de momento, la local, hummm...

tiestillo dijo...

Que bueno el post!! y muy buenas las fotos! imagino que no son tuyas las del atropello y las de la bofetada no? aki en lituania solo hay una, la policia normal y luego hay muchos coches de seguridad privada que no tengo ni puta idea de pa que sirven...

Eso si, la policia normal se gasta unos cochazos ultimamente... como se notan las ayudas europeas, audis a6 3.0 TDI que se me gastan algunos!

. dijo...

!Un blog genial¡
Hace tiempo que lo sigo, porque como otras familias, estoy a la espera de poder adoptar un niño vietnamita.
Y con tu blog, no sólo aprendo cosas del país de mi futuro peque, sino que me lo paso de escándalo.
El de los polis de hoy, no tiene desperdicio.
Muchas gracias por compartir tus aventuras (por cierto, que dura es la vida de los becarios, ja,ja,ja) , y te animo a que sigas escribiendo que somos muchos los papas adopvietnamitas los que te seguimos.
Un saludo desde Tenerife
Naireth
So

Alberto dijo...

Jejeje... me alegro que el post os haga reir. Gracias a todos por comentar y por los ánimos.

Prognatis dijo...

Me ha encantado el post, sobre todo la foto de los polis marrones agazapados en la esquina... Creo que son más listillos que aquí en España.