miércoles, 23 de abril de 2008

Visita de mis amigos a Vietnam

Como ya comenté, hace unos días estuvieron por Vietnam mis amigos de toda la vida Nuño y María Luisa.

Durante 10 días han recorrido Vietnam de Norte a Sur en un itinerario muy completo:

- Día 1: Hanoi
- Día 2: Ha Long Bay
- Día 3: Hanoi
- Día 4: Hué
- Día 5: Hué y Hoi An
- Día 6: Hoi An
- Día 7: Ho Chi Minh City
- Día 8 y 9: Delta del Mekong
- Día 10: Compras por Saigón

En la etapa del viaje por el Norte de Vietnam les dejé un poco a la aventura a ellos dos, pero se apañaron bien con la guía de Lonely Planet.

Como anécdotas, durante todo el viaje, en los hoteles se pensaban que estos dos eran un matrimonio de luna de miel y ponían cara de asombro cuando pedían camas separadas. Juas...

También me dijeron que la montaron en la fila para entrar al Mausoleo de Ho Chi Minh en Hanoi para ver al tío Ho conservado en un sarcófago de cristal. Hay unas normas muy estrictas sobre vestimenta, guardar silencio, introducir cámaras de fotos, meterse las manos en los bolsillos, etc. y alguna debieron liar para que les echaran la bronca.

Por último, en Hanoi fueron víctimas del timo de una señora con una balanza de canastos vietnamita que se lo prestó para hacerse una foto típica y luego les pidió dinero a cambio. Como todavía no manejaban bien las cantidades de Dongs, les metieron una clavada y la señora acabó con dinero suficiente para comer toda una semana. xD Por si esto fuera poco, Nuño, indignado porque les habían timado, pegó una patada al suelo y se cortó el pie con algo. Entre eso y que me llamaba de vez en cuando para quejarse de que le picaban los mosquitos, vaya comienzo de viaje...



Del Norte, lo que más les gustó fue sin duda la bahía de Ha Long.

Ya en el Centro de Vietnam, me uní a ellos junto a Javi de Hong Kong, que justamente acababa de venir también a Vietnam, para ver Hué y Hoi An, ciudades que todavía no había visitado.

En Hué, paliza de pateo que nos metimos para ver la Ciudadela bajo el sol abrasador y el día que nos íbamos prisas a última hora para ver las tumbas reales.


Nuño y yo casi le hacemos el lío a uno y nos llevamos su cyclo.


Posando con las estatuas a tamaño real de los mandarines en la tumba del Emperador Tu Duc.

En Hoi An, recorrido por el Barrio Antiguo, muchísimas compras de recuerdos y modelitos de sastre (¡María Luisa se hizo a medida dos vestidos de seda preciosos!) y a descansar en el resort y en la playa de Cua Dai.


Paseo por la playa de Cua Dai, como digo, un viaje completo.

De vuelta a Saigón, hicimos turisteo por la ciudad y les llevé de cena a restaurantes vietnamitas.


Nuño, Luisa, Javi y yo en el 31, un restaurante de parrilla vietnamita bastante popular.


Nuño y yo a punto de comer cocodrilo.

El sábado por la noche, a salir de fiesta. En Saigón no hay muchos clubs abiertos después de las 2 de las mañana, por aquello de que vivimos en un régimen comunista, pero conseguimos aguantar hasta las 6 de la mañana en el único garito-antro abierto hasta esas horas. Nuño estuvo hablando/tirando fichas a una chica que yo ya sabía que era una señorita de compañía (mujeres que fuman, como le gusta llamarlas él) pero no quise decir nada para ver cómo acababa la cosa y reirme un rato, juju. Al final, no pasó nada y la chica se acabo marchando. Cuando le dije a Nuño que esa era una señorita de compañía (que no tiene porqué ser puta, ya comentaré las diferencias...) se quedó traumatizado. Que sí Nuño... que a esa tía la he visto paseando del brazo con señores por el centro de Saigón varias veces. Me río porque al final la cosa quedó en nada, pero si lo piensas es triste venir a Vietnam, pensar que estás ligando con una chica en un bar y luego cuando toca irte con ella surja el tema del dinero (el mítico, ¡sorpresa, soy puta!)... yo ya tengo el ojo entrenado y se distinguirlas más o menos, pero mucho recién llegados se llevan el palo.

Al día siguiente de salir, después de dormir una hora, excursión al Delta del Mekong. En plena transición entre borrachera y resaca los tres se montaron en un autobús con 4 horas de camino por delante y excursiones en bote de acá para allá por el río Mekong. ¡Qué campeones!


Navegando por los canales del Delta del Mekong.

Un día después, volvieron a Saigón y antes de regresar a España se dedicaron a comprar más recuerdos.



Chicos, jamás olvidaré esta visita. Haber venido al otro lado del mundo para verme me ha hecho una ilusión enorme, no os podéis ni imaginar. Lo he pasado genial estos días con vosotros y sé que habéis disfrutado de vuestro viaje por Vietnam, será un viaje que recordaréis por siempre.

Nos volvemos a ver en menos que canta un gallo.

¡Os quiero!

4 comentarios :

Prognatis dijo...

Impresionante Alberto, qué imágenes,qué experiencias y qué amigos.

Nos haría una ilusión tremenda quedar contigo en Saigón. Eso de ver a paisanos en la otra punta del mundo debe ser la releche.

Un saludo y gracias por estos posts tan explicativos.

Paqui dijo...

Hola Alberto, te escribo desde Almaty (Kazajstán) donde vivimos. Compañeros tuyos de la oficina comercial de aqui nos habian comentado que tenias un blog y leyendote, me ha encantado lo que cuentas. Este domingo vamos mi marido y yo para Vietnam y todo lo que estoy leyendo tuyo, me está sirviendo de mucha ayuda, sobre todo sabiendo que tu vives allí y las formas de ver las cosas es totalmente distinta al turista. Me puedes decir que tiempo teneis y como va la cosa de lluvias? Si nos puedes dar algun cosejo o alguna cosas importante que tú sepas para el viaje, te lo agradeceria. Un saludo y te mando mi email paquialamo@yahoo.es

tiestillo dijo...

oye Alberto, que si me das 1000€ te hago una visita igual eh? o mejor! vamos hasta te tengo preparada la comida cuando vuelvas de trabajar! xDD

que envidia mas mala me ha entrao!

Javier Sampedro dijo...

Jajaj, este vilnius. Yo tambien si quieres te pago un billete a Hong Kong.. te hace?

Sin duda Vietnam es un pais un muy interesante. Me queda por visitar la zona norte de Hanoi y Halong Bay, espero tener ocasion en una escapada de finde, que merece la pena, sobre todo por las fotos :)