jueves, 3 de abril de 2008

Media beca

Ya se ha cumplido media beca. 6 meses llevo aquí, 6 meses me quedan. Para celebrar esta ocasión, voy a aparcar por un momento mis historias de viajes y curiosidades de Vietnam para hablaros de cómo he vivido estos 6 meses. Algo así como una carta abierta a un amigo... Son pequeñas cosas que me han ido pasando estos meses, sentimientos que he tenido, temas más personales, ideas en mente, etc. que no he publicado en el blog pero que algunos amigos ya conocen por email.

Empiezo...

Estos 6 meses han sido muy positivos en mi vida, estoy viviendo uno de mis mejores momentos y, para los que me conocen, el pesimismo ha dejado de formar parte de mi personalidad. Después de conocer un país como Vietnam, he aprendido que hay que conformarse con lo que uno tiene y ser feliz. Vietnam es un país más pobre que España pero la gente es más feliz. Sales a la calle y todos sonrien. No sé si es el clima tropical, que está casi siempre soleado y hace más calorcito, o parte de la cultura, pero en Vietnam la gente es más feliz que en España. Y aquí hay pobreza, la gente no se muere de hambre pero sobrevive con menos de un euro al día. Si aún así son capaces de sonreirte, ¿quién soy yo para ser pesimista y andar quejándome todo el día por trivialidades de la vida?



Además de ser más "feliz de la vida", me lo estoy pasando en grande viajando. Pero eso ya lo véis cuando cuento mis historias de viaje. Asia es tan diferente de España... más de lo que pensaba, cada día aquí es una experiencia y cada viaje una aventura. Estoy disfrutando tanto de Asia que no me da ninguna gana de volver a España. Sé que voy a acabar allí tarde o temprano porque como en España no se vive en ningún sitio, aún lo reconozco, pero prefiero retrasar la vuelta definitiva como sea posible y seguir acumulando experiencias un par de años más. Por tanto, después de la beca a ver cómo me lo monto para seguir en Asia. Tengo grandes planes, pero nada claro todavía. En principio, Vietnam se queda pequeño para mis expectativas de trabajo y pasar otro año en Saigón me volvería loco, así que la idea es moverse a una ciudad más grande y moderna, como Hong Kong, Tokio o Shanghai. Ya veré cómo lo hago, tengo 6 meses para ir mirándolo con calma.

Una de las cosas por las que me jode un poco marcharme de Vietnam es porque ya le estaba cogiendo el truco al vietnamita. Soy el alumno aventajado de la clase y tengo que agradecérselo a Thoai, que me ha ayudado mucho a practicar lo que iba aprendiendo. Después de 6 meses ya empiezo a chapurrear el idioma y soy capaz de mantener conversaciones básicas. Mis intentos de conversación suelen tener lugar en restaurantes (pedir la comida, la bebida, la cuenta, decir qué bueno está esto), tiendas (cuánto cuesta, me gusta cómo me queda), en la calle con los vendedores ambulantes y los niños de los chicles (¿moto? ya tengo, ¿chicas? tengo novia, ¿marihuana? no, gracias), la gente de mi barrio, niños tan majos como los que me encontré en Mui Ne y en Phu Quoc, y vietnamitas de lo más variopinto. Cuanto más sé, más me gusta practicar así que en estos 6 meses que me quedan la curva de aprendizaje será mayor, no tengo duda.

Más cosas que me han pasado estos meses... he tenido una hostia con la moto. No fue nada grave. Un día de madrugada, antes de coger el avión con mis padres a Phu Quoc me caí al girar una curva. Era de noche, estaba lloviendo y al girar una calle resbalé con un paso de cebra malvado colocado al salir de la curva y me caí de lado. Me raspé todo el antebrazo y el muslo. Llevaba chaqueta y pantalón vaqueros y aún así me quemé por la abrasión y tuve que subir al avión sangrando de estrangis. Ya en Phu Quoc, un poco de alcohol y el agua del mar ayudaron a cicatrizar. Desde entonces, le he cogido un poco de miedo a la moto y ya no voy tumbando en las curvas ni apurando las marchas, como al principio. Voy sin prisa.

La ley del casco es una mierda. Es un rollo andar de acá para allá con el casco, llegas a los sitios acalorado, con el pelo sudado, y es toda una pérdida de glamour. No sólo lo digo por mi, sino porque antes veías a las vietnamitas todo finas en sus motos con el pelo al viento y ya no es lo mismo. Sé que las cifras son las cifras, pero desde que llevo aquí todavía sigo sin haber visto una piña gorda de decir: menos mal que llevaba el casco. Pero en fin, me multaron por ir circulando en el carril de los coches, así que no me arriesgo a ir sin casco.

También, como ya comenté, soy cada día más rico con la subida del euro y eso mi bolsillo lo está notando. No estoy ahorrando nada, desde el principio vine con la mentalidad de gastarme hasta el último Dong en pasármelo bien, este año no se va a repetir en la vida. Como la comida es barata y el alquiler de la casa (fijo en USD) es cada vez menor, me puedo permitir viajar bastante. Por ahora, no ha pasado un mes que no haya viajado fuera de Vietnam o dentro del país. Haciendo un repaso rápido...

- Octubre: Delta del Mekong, en el Sur de Vietnam
- Noviembre: Hanoi y Ha Long Bay, en el Norte de Vietnam
- Diciembre: Singapur 1, Singapur 2 y Phuket, en Tailandia.
- Enero: Mui Ne, pueblo costero cercano a Saigón.
- Febrero: Shanghai y Pekín, en China, y Phu Quoc, una isla al Sur de Vietnam.
- Marzo: Hong Kong y Macao.

Y más que me queda por viajar. Así, de primeras, ya planeado...

- Abril: Hué y Hoi An, en el Centro de Vietnam
- Mayo: Kuala Lumpur y Tioman, en Malasia
- Junio: Bangkok, vuelta a Tailandia

No me puedo quejar de vacaciones en mi Oficina, pero la mayoría de viajes son escapadas de fin de semana o empalmando puentes. Reconozco que he tenido suerte de haber ido a parar aquí.

Y hablando de ir a parar aquí, sigo convencido de que en ICEX no me podían haber asignado un destino mejor para la beca. Vietnam es un país fantástico, pero es difícil llegar a descubrir lo exótico que es viniendo sólo una semana de turisteo. Un año entero viajando por el país, conociendo sus gentes, su cultura, viviendo las pequeñas cosas de cada día, eso es conocer Vietnam. Y es algo que no durará mucho tiempo. Vietnam se está transformando y dentro de 5 años el país no se reconocerá en el espejo, el turismo lo está empezando a inundar todo y en breve lo que en su momento fue un paraíso virgen estará poblado de resorts hoteleros. Tengo claro que no voy a acabar trabajando aquí, así que ya tendré todo el tiempo del mundo para visitar otros países de Asia si acabo viviendo allí el año que viene.

Y fin, ya me he sincerado bastante, creo.

En conclusión, he pasado 6 meses estupendos en Vietnam, llenos de experiencias únicas, y me quedan otros 6 meses para seguir disfrutando. A partir de ahora toca contar los días hacia atrás y lamentarse por cada día perdido.

Carpe diem.

11 comentarios :

tiestillo dijo...

Pues que disfrutes estos 6 meses que te quedan y que yo lo lea!!

Por cierto, he leído tu post de abajo a arriba y no sé por qué XDD pero se entiende de puta madre jajaja

javier dijo...

Hola soy el que escribió en tu blog, pero que no nos conocemos.
Bueno aquí te dejo el link de un amigo que estuvo en Vietnam y Camboya en Septiembre de 2006. Que está mucho mejor escrito y redactado.
Un saludo

javier dijo...

Vale lo más importante me lo dejo.

www.indochinaenunmes.blogspot.com

Para cuando te aburras o tengas tiempo.

Alberto dijo...

Hola javier

Está genial el blog que comentas, pero al principio del mismo, el amigo Germán escribe algunos tochos de cuidado que sin fotos se hacen algo extensos.

La filosofía de mi blog es que el espacio del post esté casi más ocupado por fotos que por texto. Todo entrelazado. He leido muchos blogs antes de ponerme a escribir el mío y así es como me gustaría si fuera un lector.

Tiene momentos de respiro con posts cortos, pero el blog de tu amigo hay que leerlo con calma. Me he tirado casi una hora leyéndolo. Está muy bien, de verdad, es como si estuviera leyendo mi vida contado por otro. He tenido las mismas impresiones, las mismas vivencias, ¡todo igual!

Por suerte, yo tengo un año para contar más o menos la misma historia y puedo dosificar más los posts, pero a fin de cuentas, será lo mismo.

Recomendaría este blog a cualquiera que fuera a venir de viaje al sudeste asiático y quisiera leer un preludio condensado de lo que le espera.

No había leido este blog y mira que hace tiempo estuve buscando, para informarme antes de venir a Vietnam. Me hubiera venido de perlas.

Gracias por el link, javier.

Nos vemos por aquí.

javier dijo...

Me refería que estaba mejor redactado que el mío!!. El tuyo es genial, que me exprese mal. Joer si el tuyo tiene de todo, y un montón de enlaces, está super currado.
Es que leí, que habías leído mi blog, y aunque estudio una carrera de letras tengo faltas tremendas, que con el lenguaje de sms y demás basura a uno le hace confundirse; aunque claro está que no tengo perdón.
Sólo era eso, que me refería a que estaba mucho mejor redactado que el mío.
Un saludo y que te vaya bien

Miguel dijo...

Hola, pesimista no sé pero un poco crapulín sí, pero bueno, te querremos igual, espero que postees pronto la visita de Maria Luisa y el Nuño, y no te los olvides en el aeropuerto!!
Yo haciendo las maletas, que los niños ingleses están de vacaciones, me voy a Spain dos semanitas... que yo al contrario que tú no estoy más rico y no tenía parné para ir a Saigón.
Cuídate y cuida de estos.

Alberto dijo...

@javier: ya entendí desde el principio que te referías a tu blog, no al mío, con lo de "mejor redactado" tranquilo ;)

@miguel: en un par de horas salgo a buscarles al aeropuerto. Qué ganas de verlos! Postearé sobre la visita para que te mueras de envidia por no haber venido a verme.

Pásalo bien en España.

blete dijo...

Joer... yo también he entendido el post... Debería escribir algo así yo sobre mis 6 meses aquí, pero aún tengo que actualizar movidas varias :(

Bueno chaval, cuidate mucho y eso, Carpe Diem, disfruta de cada segundo!

Blete

Alberto dijo...

Pues sí, creo que está bien pararse un momento y reflexionar sobre estos 6 meses de beca, qué hemos hecho y qué nos queda por hacer. Ahora empieza la cuenta atrás y toca ir cumpliendo esos propósitos que hicimos al principio de beca, antes de que nos despertemos del sueño en que vivimos.

Cuídate Blete!

Anónimo dijo...

Hola Alberto... no veas como te agradezco todo lo que cuentas sobre Vietnam. Estoy en proceso de adopción y espero poder viajar pronto a Vietnam para recoger a nuestro bebé. Tendremos que pasar allí una temporada así que nos vienen genial todos tus comentarios.

Muchíiiiisimas gracias¡¡

Alberto dijo...

Gracias a ti por comentar.

Os deseo que todo vaya bien en Vietnam,