lunes, 31 de marzo de 2008

Hong Kong - Isla de Hong Kong

La isla de Hong Kong es el centro histórico, político, social y económico de toda la Región. Fue el primer territorio ocupado por los británicos y desde entonces, cuando se habla de Hong Kong uno no puede evitar pensar que se refiere a la isla exclusivamente.

Una buena forma de visitar la isla es recorrer la costa Norte siguiendo el eje Oeste-Este, desde Sheung Wan hasta North Point.



Lo mejor para hacer este recorrido es coger el tranvía, aunque también sirve la Island Line, línea azul del Metro.







Hay varias rutas de tranvía con origen y destino diferentes pero todos recorren el tramo desde Sheung Wan hasta Causeway Bay. Pasan cada 5 minutos y cuestan 2 míseros HK$.

Empezando por Sheung Wan, lo primero que llama la atención son las cuestas, vaya cuestecitas. Todas las calles perpendiculares a la linea de mar son en cuesta, y es que Hong Kong es una isla muy montañosa.

Lo segundo que llama la atención son los rascacielos. A pesar de no encontrarnos en el distrito financiero y que todos los edificios sean de viviendas, son rascacielos altísimos. Como detalle, Hong Kong es la segunda ciudad del mundo con mayor número de rascacielos, después de Nueva York. Dado que el terreno es de carácter montañoso, expandirse verticalmente es más fácil que hacerlo horizontalmente. Contrasta mucho con Ho Chi Minh City, una ciudad sin apenas rascacielos y que se extiende más allá de donde la vista alcanza, todo barrios de casas bajas.


Cuestacas y rascacielos, Sheung Wan puede resultar un poco agobiante.

Entre Sheung Wan y Central destaca Hollywood Road.



El nombre de Hollywood no tiene nada que ver con el famoso Hollywood de California, ya que la calle fue nombrada así en 1844, mucho antes de que la meca del cine se estableciera en esa ciudad. De hecho, Hollywood Road fue la segunda calle construida cuando la colonia de Hong Kong fue fundada.

Esta calle es famosa por las tiendas de antigüedades chinas y objetos curiosos llegados de todas partes de Asia.



También contiene el Parque de Hollywood Road.



Hasta 1980, este parque aparecía en los mapas como Possesion Point, el punto donde la Marina británica desembarcó en Hong Kong antes de firmar el Tratado de Nanjing. Ese lugar, antes parte de la costa, y en el que se izó por primera vez la bandera británica como símbolo de toma de posesión, fue denominado Possesion Point. Hoy hay una calle en su honor.

Cerca del parque está el Templo de Man Mo, literalmente "Civil" (Man) y "Marcial" (Mo).



Construido en 1847, el templo está dedicado a los dioses Man y Mo, representaciones de lo Civil y lo Marcial, respectivamente. Hay una estatua de cada uno de los dioses en el interior y del techo cuelgan espirales de incienso para crear un ambiente más místico. Impagable el olor a quemado en la ropa para el resto del día.



Después del Templo, si bajamos por alguna de las calles que cruzan Hollywood Road llegaremos a un mercado en plena calle.





Como he dicho antes, las calles perpendiculares a la costa están en cuesta pero eso no es inconveniente para montar el chiringuito.




La Abuela del Tofu, tan famosa como la Abuela de la Fabada en España. ¡Al rico tofu fresquito!

Hablando de cuestas... para que se haga menos pesado subirlas, en Hong Kong construyeron Ladder Street, la calle de las escaleras.



Y mejor aún, el Escalator: la cinta mecánica definitiva, que transcurre por Cochrane St. y te cruza 14 calles sin dar un paso. Parece ser la cinta mecánica exterior y cubierta más grande del mundo. Opera sólamente en un único sentido: de 6 a 10, descendente, de 10 a 22, ascendente. Curioso.



Y ya estamos llegando a Central, o Victoria, como se llamaba originalmente el distrito central del territorio. Siguiendo hacia el Oeste llegamos a Lan Kwai Fong, zona de marcha nocturna bastate popular.



Javi, mi anfitrión, me sacó de fiesta por aquí. Empezábamos la noche en algún garito de la zona y luego ya pasábamos a otros. Está muy animado los jueves, viernes y sábados, en su mayoría por expats y turistas, una masa de gente ocupa la calle y es dificil saber donde empieza y termina la terraza del bar.



Bajando por Lan Kwai Fong nos situamos en pleno centro financiero.





El mejor punto de observación es Statue Square, ya que podemos contemplar todos los edificios interesantes dando una vuelta de 360º.

Comenzamos por el edificio del Consejo Legislativo de estilo neo-clásico, que en su día fue la antigua Corte Suprema.



Giramos a la izquierda y aparece imponente el 2 IFC, el séptimo edificio de oficinas más alto del mundo.



Giramos de nuevo para encontrarnos con el edificio del HSBC, Hong Kong & Shanghai Banking Co. Diseñado por Sir Norman Foster y contruido en 1985, este extravangante "edificio Robot" de acero, aluminio y cristal se caracteriza por la ausencia de estructura de soporte interna.




¿Por qué lo llamarán edificio Robot?

La entrada está presidida por dos leones de bronce, Stephen y Stitt, diseñados con motivo de la inauguración de la anterior sede central del banco en 1935 y que sobrevivieron a la ocupación japonesa durante la WWII.



Completando la vuelta, tenemos la Torre del Banco de China, que alberga su sede central.



Fue diseñada por I.M. Pei y construida en 1990. El concepto de geometría de esta torre me encanta. Parte del suelo como un cubo y va reduciéndose cuarto a cuarto según la torre se eleva, hasta que su último cuarto apunta a la costa.







Para algunos chinos, este edificio supone una grave violación de los principios del feng shui, sus bordes afilados y los cuatro prismas triangulares se consideran símbolos negativos que contradicen valores como el dinero, la prosperidad y la perfección. Sin embargo, parece que al Banco de China no le van mal los negocios a pesar de lo que dicen algunos maestros del feng shui.

Una vista más completa del skyline en estas imágenes que tomé desde el Ferry.





Se puede apreciar cómo la costa Norte está completamente tomada por rascacielos y el centro de la isla es una montaña.

Siguiendo el paseo por el eje Oeste-Este, después de Central tenemos Admiralty, con más edificios de oficinas y hoteles, y detrás Causeway Bay, la zona más popular para las compras, con centros comerciales gigantes como Times Square.

Y fin del recorrido. Por supuesto, sólo he hablado de la zona Norte de la isla, quedan zonas como Stanley y Aberdeen, al Sur de la isla, pero son menos interesantes.

Conclusión. Viendo esta imagen, ¿hay alguien que todavía no piense que Hong Kong es la ciudad de los rascacielos?



Me encanta.

6 comentarios :

jill dijo...

Impresionante

Me ha recordado a las pelis de wong kar wai, la cinta transportadora sale en Chungking express... La has visto?

Alberto dijo...

Pues no. Si de algo me he dado cuenta en este viaje es que debería ver menos cine de USA y más cine Made in Hong Kong.

Me alegro que por un momento mi post te haya llevado a las pelis de Wong Kar-wai.

Me la apunto para verla ;)

Saludos

Javier Sampedro dijo...

Yo no lo hubiera explicado mejor. La verdad que el recorrido que haces por la ciudad, no tiene desperdicio.

La ciudad da para mucho en si, aunque ya sabes, en unos cuantos dias está mas que vista. Aunque siempre se pueden encontrar rincones interesantes.

A la gente le va a flipar este post, ya verás :)

Alberto dijo...

Sí, la verdad es que hice más o menos ese recorrido unas cuantas veces, de día, de noche, parte a pata, parte en tranvía, lo tenía mascadito.

A ver si con este post animo a la gente a viajar a Hong Kong, una ciudad increible, y a ver si animo a más becarios a hacerte una visita, y no sólo becarios de Asia. :) Fijo que Borja ya está mirando vuelos desde Vilnus XD

Me dejé bastantes cosas por contar, dejo para tu blog esos rincones interesantes que vayas descubriendo y otras zonas, como Stanley, que no llegué a ver pero que he visto en el blog de Andrés-Bangkok que es más interesante de lo que pensaba.

Anónimo dijo...

pd: jill es el alter ego de tu soulsis ;)

cuando vuelvas te llevo a ver pelis hongkonesas

Alberto dijo...

Lo intuía porque en tu profile ponía música favorita: soul, rap, etc. ya me confirmas!

Cuídate soulsis! Encantado de que me lleves a ver pelis hongkongesas :)