jueves, 7 de febrero de 2008

Feliz Año Nuevo Chino, China

Aprovechando las vacaciones de Têt en Vietnam, he viajado a China para celebrar el Año Nuevo Chino y visitar Shanghai y Pekín con mi amiga y compañera Ana, la becaria periodista de Saigón.

Lo más destacado del viaje ha sido el intenso frío que hemos pasado y que ha hecho darnos cuenta de lo a gustito que se está en Saigón con el clima tropical. Salí de Vietnam con un jersey y un abrigo y volví con más jerseys, bufanda, guantes... Mucho mucho frío pero por suerte hemos disfrutado de sol todos los días.

Llegamos el miércoles 6 a Shanghai, justo a tiempo para celebrar la Nochevieja China con todos los expatriados xi-ban-ya-ren (españoles). Allí me encontré con mis compañeros becarios de Informática en Shanghai, Enrique, y en Seul, Manolo, que había viajado con sus compañeros becarios de Corea. También coincidí en Shanghai con Javi de Hong Kong, al que prometí visitar en breve.

El Fin de Año Chino y comienzo del Nuevo no se celebra sólo la noche del 6 al 7 sino toda una semana y se resume en dos conceptos: fuego y ruido. Aquello parece la guerra, fuegos artificiales por todos lados.



Durante toda la semana hemos tenido ruido a todas horas, desde las 7 de la mañana hasta las 12 de la noche. Bastante cansino.

Daba igual plantar una traca en mitad de la calle y cortar el tráfico...





O lanzar cohetes en un patio rodeado de edificios.





Abrir la ventana de casa permitía ver el espectáculo pero suponía un peligro... Estábamos en el salón de casa de mi amigo de Pekín viendo la tele y si mirabas por la ventana veías fuegos artificiales estallando a la misma altura del piso, un 15, a dos metros de la ventana.

Durante estas fiestas no es extraño que se produzcan accidentes como consecuencia del uso incontrolado de petardos y fuegos artificiales. En Vietnam los prohibieron en 1995 por motivos de seguridad pero en China no, antes muertos que no usar la pólvora, ¡el invento nacional! Podías comprar tracas así de tochas y tirarlas donde te diera la gana.



En fin, visitar China en Año Nuevo Chino ha sido una experiencia curiosa.

4 comentarios :

Hassel dijo...

Que tal lo pasaste por Pekín? con más frío que por Shanghai o parecido? espero que lo pasaras bien por allá.

Lo de Shanghai estuvo muy bien, que pena que no se animara algo más la gente. Estos koreanos... en fin.

Un abrazo

Manolo (Seúl) dijo...

Alberto!! mil perdones por no despedirme:( Nos pillaron mogollón de colas en la Oriental Pearl Tower y acabamos a las mil...

Sí que me llegó tu regalo, muchas gracias! Ya ha pasado a formar parte de la decoración de mi habitación:D

En Seúl no habrá muchos monumentos, pero las coreanas son de las mujeres más guapas de Asia, aunque se hagan de rogar;)

Alberto dijo...

@Hassel: En Pekín genial! Nos dio tiempo a ver todo e incluso salir de cena con los periodistas españoles. Me fui encantado de Pekín.

Hacía el mismo frío pero era más seco que en Shanghai, se llevaba mejor.

Vete guardándome sitio en Hong Kong que en breve subo y la liamos.

@Manolo: Cierto, en Corea los monumentos son las mujeres. Pero para gustos colores. Las vietnamitas me parecen más guapas, aunque sean menos sofisticadas y no lleven falditas de colegialas. Aquí no se hacen de rogar demasiado :P

A ver si volvemos a coincidir pronto.

Abrazos a los dos!

Miguel dijo...

Chúc Mừng Năm Mới !!

Nosotros en China Town no llegamos a ver las parades del año nuevo chino, pero había mucho ambientillo por la calle.
Oye!! Qué guay esa conexión Pekín-Londres!
Ya contarás qué tal por allí!

Este finde genial eso sí, matador de cansancio y de dormir poco. Hoy me he inventado una excusa para no ir a currar que estos se han ido por tandas y era un lío. Sólo faltabas tú del grupo pero vamos que se ve que lo estás pasando genial por allí. Y ya ves, dentro de poco ya tienes allí al Nuño y la Mari. Yo me muero de envidia, a parte de que estoy pobre, es un lío lo de las vacunas y el visado aquí en Londres, pero me molaría ir a ver esas tierras, si no es en abril a ver si puede ser en verano.
Bueno, cuídate!