martes, 27 de noviembre de 2007

Conducir en Saigón (cruces)

Lección 1: cruces

En Vietnam todas las calles constan de dos o más carriles para cada sentido. Pueden estar o no separados por una línea. En calles de doble sentido, son cuatro o más los carriles, dos como mínimo por cada sentido.

El carril o los carriles de la izquierda están reservados para los coches, el carril o los carriles de la derecha están reservados para las motos. Lo de reservado no tiene un sentido tajante, simplemente indica que es la norma de circulación.





En la realidad, coche y moto pueden invadir el carril del otro vehículo.

En el caso de las motos, que gozan de mayor movilidad, pueden permitirse circular por el carril izquierdo si no hay coches o circulan más rápido. Sin embargo, al contrario que en España, que si vas en coche y tienes delante una moto la respetas como cualquier vehículo; en Vietnam, si la moto retrasa la circulación del coche que lleva detrás, este empieza a pitar como un loco para que se quite de su carril.

En el caso de los coches, algunos listillos circulan por el carril derecho cuando hay colas en los semáforos para avanzar, aunque rápidamente se incorporan de nuevo al carril reservado para coches para no entorpecer la circulación de las motos.


Aquí vemos como las motos, que suelen arrancar antes en los semáforos, a menudo circulan por el carril izquierdo.

En momentos del día con tráfico fluido, la convivencia entre motos y coches en las calles suele ser pacífica, cada uno por su carril. Sin embargo, a primeras horas de la mañana y al caer la tarde, cuando la gente entra y sale de trabajar, el tráfico insostenible de coches en Saigón hace que se formen atascos en los semáforos y surjan los roces: pitido por aquí, frenazo por allá, taxista listillo que se mete en el carril derecho y entorpece la circulación de las motos, etc.


Momento con tráfico denso. Si vas en moto te toca ir con la mano en el freno dando toques y con un pie a ras de suelo para apoyar en cuanto te desestabilices. Un coñazo.

El mayor problema de circulación en las ciudades de Vietnam sucede en los cruces.

En España, en calles con dos o más carriles, el carril de la derecha está reservado para girar en el siguiente cruce a la derecha (si es posible) y el carril de la izquierda está reservado para girar en el siguiente cruce a la izquierda (si es posible). El carril del centro se entiende que es para seguir recto en la calle.

En Vietnam, como cada vehículo tiene su carril reservado, surjen problemas cuando un coche quiere girar a la derecha en el siguiente cruce o cuando una moto quiere girar a la izquierda en el siguiente cruce, ya que por lo general el tráfico de vehículos que circula por el carril que es necesario invadir para girar en la siguiente calle sigue en dirección recta.

Es imposible establecer una norma que regule estas situaciones, de forma que surjen espontáneamente y con naturalidad las siguientes soluciones:

- En el caso de las motos a la hora de girar la izquierda, o bien se entremezclan entre el tráfico del carril de coches a la hora de girar en el cruce o bien se colocan a la izquierda de los coches antes de llegar al cruce, ya sea entre el coche y la acera en calles de sentido único o incluso invadiendo el sentido contrario en calles de doble sentido. La cosa es no ir por medio del carril de coches porque te pitan, o vas a un lado o al otro.



En la siguiente foto, se ve como las motos se entremezclan entre el tráfico del carril de coches para girar a la izquierda.



En la siguiente foto se ve como el conjunto de motos que en el próximo cruce quiere girar la izquierda circula al otro lado de los coches, invadiendo claramente el sentido contrario.



Todas las maniobras son igual de peligrosas.

Si la moto circula por su carril hasta llegar al cruce y en ese momento intenta entremezclarse con los coches para girar a la izquierda corre el riesgo de que el coche no la vea y la atropelle. Lo habitual es acojonarse y esperar en medio del cruce a que no vengan coches, pero entorpece en cierta manera el carril de las motos.

La maniobra de ir situándose al otro lado del carril de coches antes de llegar al cruce, implica que a veces el coche te arrime contra la acera en calles de un sentido o, en calles de doble sentido, que pases a escasos centimetros de los coches que vienen en sentido contrario. Aunque suene peligroso, en la vida real es parte del día a día en el camino de casa al trabajo y te acabas acostumbrando, aunque a veces te encuentras con otra moto que está haciendo lo mismo y lo pasas mal al cruzar tan cerca.

En calles de doble sentido, además del problema de superar el carril de coches que siguen recto tienes el problema de los dos carriles de coches y motos que van en dirección contraria. Lo habitual es esperar al cruce y entremezclarse con paciencia, pero he visto a gente (y estoy viendo que acabaré haciéndolo yo también) que antes de llegar al cruce, si ve que no viene tráfico en sentido contrario en ese momento, atraviesan todos los carriles y circulan en dirección contraria. Si entonces llega tráfico de frente, se sitúan pegados a la acera hasta llegar al cruce.

Cada maniobra tiene su riesgo y su truco, depende de cada situación usar una u otra.

- En el caso de los coches a la hora de girar a la derecha, lo habitual es que invadan poco a poco el carril de las motos y se espera que sean estas las que esquiven el coche maniobrando con maña y cagándose en la madre del conductor. A la hora de girar a la izquierda en calles de sentido único, no tienen problema. En calles de doble sentido suele estar prohibido para estos vehículos.

Los boulevares son un caso especial de calle, ya que los carriles de motos están separados de los carriles de coches por una mediana y los cruces están más regulados.

Y eso es todo en la primera lección. Seguiremos con semáforos y señales, con rotondas...

5 comentarios :

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

Está bien el diagrama que has hecho, pero señalizar las motos con cruces queda un poco macabro :D
Ponte el caso.

Alberto dijo...

Juas... ¿cómo sabes que no me pongo el casco? XD

Supongo que llegado el día, me haré una foto con él puesto, para que veáis la pinta de panoli.

Esencia_Y dijo...

En cada pais se conduce diferente, yo conozco EE.UU. Alemania, Francia, Portugal. Puerto Rico, Colombia.. y en cada uno hay sus peligros.
Un saludo desde la lejama España

Anónimo dijo...

WTF...

Alberto dijo...

Claro que en cada país se conduce diferente. Creo que en Saigón es imposible matarte en un accidente de coche, no pasan de 50 km/h.

Lo que sorprende de aquí es que el vehículo más grande puede hacer lo que le de la real gana y son los otros los que tienen que adaptarse y que haya maniobras que impliquen ir en sentido contrario.